octubre 15, 2021
Estres y sistema inmune

Estres y sistema inmune

El estrés debilita el sistema inmunitario

Prevenir el contagio del virus implica lavarse las manos durante 20 segundos y practicar el distanciamiento social. También es fundamental tener un buen sistema inmunitario que pueda defenderse de los gérmenes que se encuentren.
“Esto se debe a que el estrés reduce la cantidad de linfocitos en el cuerpo, que son glóbulos blancos que ayudan al organismo a combatir las infecciones”. Según Nadia Hasan, DO, médico de Delancey Internal Medicine, “cuanto más bajos sean tus niveles de linfocitos, más susceptible serás a virus como el del resfriado común”.
Según la investigación, el tracto digestivo alberga alrededor del 70% de su sistema inmunológico. Las bacterias y microorganismos beneficiosos que viven en tu intestino te protegen de las infecciones y ayudan a tu sistema inmunitario.
Eres consciente de que quemar la vela por los dos extremos te dejaría exhausto. Sin embargo, si duermes lo suficiente pero sigues sintiéndote agotado, cabe preguntarse si tu sistema inmunitario está intentando comunicarse contigo.

Psiconeuroinmunología | cómo el estrés y la depresión hacen

Feb 9, 2021La palabra “fiebre de cabina” no es nada nuevo para los habitantes de Alaska. Para nosotros, vivir en los fríos y oscuros meses de invierno no es nada fuera de lo común. Mientras que algunas personas se las arreglan para mantenerse ocupadas con las actividades invernales, otras pueden experimentar ansiedad y trastorno afectivo estacional como resultado de esta…
9 de febrero de 2021
La preparación de la comida ya es bastante difícil, pero lidiar con un comedor quisquilloso puede ser aún más difícil. Como todavía están aprendiendo las texturas y el entorno, es habitual que los niños de entre 2 y 5 años sean cuidadosos con los alimentos que consumen. Pero todo está bien…
2 de enero de 2021
La temporada de vacaciones ha llegado a su fin. Las fiestas, las celebraciones, las visitas a la familia, las compras y el exceso de comida y bebida ya han terminado. Las enfermedades posteriores a las fiestas, como la gripe y el resfriado común, le impedirán disfrutar del resto de la temporada. Después de todo eso…
17 de noviembre de 2020
Inhala y exhala con dolor. Respirar es una operación voluntaria y normal, pero ¿sabía que a medida que envejece, la capacidad pulmonar disminuye? Una persona media realizará más de 672 millones de respiraciones a lo largo de su vida si vive hasta los 80 años. Sin embargo, al llegar a los 60 o 70 años, su patrón de respiración cambia…

El sistema inmunológico bajo estrés

En un estudio, las personas que cuidan a sus parejas con demencia experimentaron una reducción sustancial de la respuesta inmunitaria a una vacuna contra el virus de la gripe, en comparación con un grupo de control no estresado.
El estrés es la respuesta del cuerpo a algo que le hace perder el equilibrio. A través de un sistema neuroendocrino dinámico mediado por el hipotálamo y la hipófisis anterior, las respuestas al estrés liberan cortisol en el adrenocórtex.
El cortisol tiene diversos efectos en el organismo, como la activación del sistema nervioso simpático, la elevación de la glucemia para obtener energía y efectos antiinflamatorios, como la inhibición de ciertos mediadores inflamatorios implicados en la inmunidad innata. El cortisol, por ejemplo, inhibe la expresión de IL-1, IFN-gamma y TNF-alfa en las células inmunitarias, al tiempo que aumenta la expresión de citoquinas que regulan la función de las células T auxiliares. Este mecanismo de estrés, según los biólogos evolutivos, está diseñado para evitar que el sistema inmunitario sea hiperactivo y facilitar la respuesta de lucha o huida, que se debilita con la inflamación. Otros estudios indican que las enfermedades causadas por patógenos tienen más probabilidades de provocar una infección debido al debilitamiento del efecto inflamatorio.

Cómo afecta el estrés crónico al sistema inmunitario

La comunidad médica y científica lleva mucho tiempo interesada en estudiar el estrés y sus efectos sobre el sistema inmunitario. En relación con el tema de investigación “Estrés e Inmunidad” debemos reconocer la presencia de dos tipos de estrés distintos y aparentemente no relacionados: el estrés físico-químico y el estrés psicológico. Podemos ver que el organismo tiene una tenaz capacidad de adaptación a los cambios del entorno y de modificación en consecuencia en ambos tipos de estrés. Sin embargo, la interacción entre diversos factores de estrés y el misterioso sistema inmunitario ha hecho que este estudio sea aún más interesante.
Merece la pena investigar ambos tipos de estrés porque tienen un efecto sobre el bienestar mental de una persona. Los factores ambientales, como la alimentación/nutrición, los contaminantes, los trastornos metabólicos, las enfermedades y la inflamación, causan estrés físico-químico. Se sabe que si el sistema inmunitario está debilitado y es incapaz de hacer frente al estrés fisicoquímico, o si el estrés supera la capacidad de adaptación normal del sistema inmunitario, se producirá la enfermedad o la muerte. Por otro lado, todos conocemos los efectos negativos del estrés psicológico sobre el cuerpo y el sistema inmunitario. El estrés crónico y a largo plazo provoca niveles persistentemente elevados de cortisol y corticoesteroides, lo que provoca una tolerancia al cortisol y una reducción de los resultados antiinflamatorios del sistema inmunitario. Las infecciones crónicas, las enfermedades autoinmunes inflamatorias crónicas, el cáncer y otros trastornos fisiológicos son el resultado de estos efectos. El estrés crónico también impide que las células inmunitarias y las redes de señalización interactúen entre sí.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad