septiembre 18, 2021
Sexo en clase de yoga

Sexo en clase de yoga

Sexo en clase de yoga 2020

Somos una plataforma de fucktube única en su género que se especializa en variedad, consistencia y cantidad. Nuestro grupo siempre está añadiendo nuevos vídeos, lo que nos convierte en uno de los mejores sitios de vídeos porno de Internet. También somos uno de los sitios tube más accesibles, con la posibilidad de ver tus favoritos en la web, iPhone, Android, iPad y otros dispositivos móviles.
Nuestra misión es asegurarnos de que todas tus necesidades de follar sean satisfechas con un solo clic del ratón. Nuestro equipo actualiza el sitio a diario y siempre está buscando formas de mejorarlo. Por favor, envíanos tus comentarios e ideas, ¡y los tendremos en cuenta!

Sexo en clase de yoga en línea

Pero cuando me invitaron a OYoga -también conocido como yoga del orgasmo- empecé a cuestionarme por qué había aceptado ir en primer lugar.

Yoga para aumentar tu energía sexual – clase de yoga de 30 minutos

No pude evitar sentirme ansiosa cuando llegué al estudio de Manhattan para probar lo que pensé que era el yoga tántrico. Vale, estoy un poco nerviosa. Soy un yogui novato en el mejor de los casos, pero he oído hablar de algunas clases interesantes que la gente puede tomar en Nueva York. Decidí que si la gente empezaba a quitarse los pantalones, me iría educadamente. Esa no es mi especialidad, para no fastidiar a nadie.
Entré en una sala en la que una docena de mujeres y mujeres estaban charlando, bebiendo kombucha alcohólica y manteniendo una pequeña charla. Me imaginé que estaba fuera de mi alcance cuando escuché las palabras “vaporización vaginal”. Acabé hablando con algunas blogueras y mujeres de Dame Goods, la empresa anfitriona del evento. Pasamos de hablar de Dame, una empresa de juguetes sexuales fundada por todas las ingenieras, a discutir sobre ginecólogos sexopositivos, los riesgos del fat-shaming en el ejercicio, y lo mal que está el sistema de metro ahora mismo.

Sexo en clase de yoga 2021

Mucha gente atribuye la creciente popularidad del yoga a un renovado interés por la iluminación espiritual, pero algunas personas han descubierto un beneficio mucho más directo: la mejora del sexo. Mi marido, Jake, empezó a ir a las clases de Jivamukti hace un mes y llegó a casa con relatos elogiosos de las tías buenas del yoga con posturas perfectas y cameltoe. Con el botón de la envidia pulsado, decidí acompañarle. Descubrí que mi perro mirando hacia abajo ayudaba a mi perrito después de media docena de clases. Mis orgasmos eran más frecuentes y mi región pélvica se sentía más receptiva. Incluso mejor, el pene de Jake parecía ser más grande que la media. De repente, me resultaba más fácil motivarme para ir a clase.
Jennifer Langheld, de 30 años, coproductora de la serie de vídeos “Better Sex By Yoga”, no siempre tuvo buen sexo. “Solía tener que interrumpir el sexo todo el tiempo porque tenía una ligera curva en la columna vertebral”, dice, “y solía tener que decir: ‘Oh, espera, ¿podrías moverte un segundo? No conseguía la sensación que buscaba”.
Descubrió que estaba mejor de la pelvis cuando empezó a practicar yoga hace dos años: “Estaba mucho más en contacto ahí abajo”. Mis respiraciones eran más profundas y la calidad de mis orgasmos mejoró notablemente. Antes era demasiado rápido”.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad