enero 13, 2022
Yoga cuello hombros espalda

Yoga cuello hombros espalda

10 minutos de yoga matutino para aliviar el cuello y los hombros – día 4

Cuando se trata de la forma en que nos sentamos, estamos de pie y hacemos cosas, la mayoría de las veces no somos conscientes de la alineación de nuestro cuerpo. Una mala postura puede desencadenar tensión alrededor del cuello y los hombros en una época en la que muchos de nosotros nos sentamos durante largos periodos de tiempo frente a una pantalla con la espalda encorvada y redondeada, o bien, arqueando el cuello absortos con nuestros teléfonos móviles. El estrés puede tensar los músculos que rodean el cuello, además de las malas posturas al estar sentados o de pie. A largo plazo, si la ansiedad no se libera, puede provocar dolor crónico.
El yoga le ayudará a corregir el equilibrio de su cuerpo y a liberar la tensión en el cuello y los hombros. También ayuda a la reducción de la tensión, la reducción de la inflamación, el aumento del movimiento en el cuello, y la restauración del equilibrio del cuerpo. He aquí algunas posturas básicas de yoga para mantener el cuello y los hombros en buena forma.
Para empezar, asegúrate de estar sentado en una posición cómoda con las manos sobre las rodillas. Para enderezar la espalda, siéntate erguido y relaja los hombros, luego presiona la cabeza contra el estómago. A continuación, gira suavemente la cabeza hacia la derecha o la izquierda hasta que la oreja se encuentre con el hombro; puedes utilizar una mano para tirar suavemente de la cabeza hacia el hombro mientras la otra empuja el hombro contrario en la dirección opuesta. Vuelve a girar la cabeza lentamente hacia el centro y repite la operación en el otro lado. El estiramiento de los músculos del cuello será notable.

10 minutos de yoga para la tensión del cuello y los hombros | sarah beth

La tensión y el malestar en el cuello y los hombros pueden ser causados por una variedad de factores: Puede que hayas dormido de forma extraña porque estás cansado, que hayas sido demasiado ambicioso en tu último entrenamiento o que simplemente hayas dormido de forma extraña. Por otro lado, nuestro estilo de vida urbano es el mayor culpable: todos pasamos demasiado tiempo sentados hoy en día.
El cuerpo humano no fue diseñado para estar sentado de ocho a diez horas al día. Cuando se está sentado durante un largo periodo de tiempo, los músculos de la parte delantera del cuerpo se acortan y los de la espalda se debilitan. El yoga le ayudará a encontrar una postura más erguida alargando la parte delantera del cuerpo y tonificando la parte trasera.
El cuello y los hombros son un lugar común donde se acumula la tensión. Los músculos del cuello, en particular, son extremadamente sensibles al estrés. Ni que decir tiene que pasar todo el día encorvado sobre un escritorio, un ordenador o en el coche agrava el problema. Muchas personas tienden a contraer los músculos del cuello y los hombros en respuesta a situaciones de estrés, lo que puede provocar molestias a largo plazo en estas regiones.

Yoga sentado para el cuello, los hombros y la parte superior del cuerpo (15 minutos)

El equivalente en yoga del estiramiento más común y conocido para aliviar la tensión del cuello va un paso más allá. Asegúrate de estar sentado en una silla cómoda con las manos sobre las rodillas. Para enderezar la espalda, siéntate con la espalda recta, relaja los hombros y presiona la cabeza contra el estómago. A continuación, gira suavemente la cabeza hacia la derecha o la izquierda hasta que la oreja se encuentre con el hombro, utilizando una mano para forzar la cabeza y la otra para empujar suavemente el hombro opuesto en la dirección contraria. Vuelve a girar la cabeza lentamente hacia el centro y repite la operación en el otro lado. Los músculos del cuello comenzarán a estirarse casi al instante, lo que te sentará muy bien si estás rígido. Este es un estiramiento muy suave que no requiere mucha presión; los esfuerzos opuestos y la sensibilidad de los músculos del cuello y los hombros pueden hacer que lo sientas casi inmediatamente. 2. Flexión hacia delante sentado
Este clásico estiramiento es estupendo para relajar la tensión de los músculos de los hombros, sobre todo si se combina con un patrón de respiración de yoga. La tensión muscular en los deltoides y los tríceps es una causa común del agarrotamiento de los hombros/trapecios, y esta postura puede ayudar a liberar todo el sistema. Comienza en una posición sentada y erguida y estira suavemente el brazo a lo largo del cuerpo hasta que el hombro se estire. Mantén la postura durante al menos tres respiraciones (inhalando y exhalando), luego suéltala y pasa al hombro opuesto. Esta es una postura sencilla para hacer en cualquier momento del día (y no sólo durante una sesión de Yoga), ya que se puede hacer desde casi cualquier lugar y proporciona una relajación casi instantánea. 4. Postura del Guerrero II

Yoga para el cuello de texto | yoga con adriene

La rigidez de la parte superior de la espalda es uno de los problemas que afectan a la columna vertebral. Cuando la parte superior de la espalda, o la columna dorsal, no hace su trabajo, el cuello se ve obligado a mantener la cabeza casi por completo por su cuenta. El cuello no podrá soportar el peso de la cabeza.
Aquí encontrarás vídeos y posturas individuales que te ayudarán a aflojar los músculos de la parte superior de la espalda y los hombros. La mayoría de nuestras actividades diarias nos hacen desplomar, cerrando la parte delantera del pecho y endureciendo los músculos y la columna vertebral de la parte superior de la espalda.
El aumento de la circulación y la disminución de las molestias en el cuello, así como la disminución de la tensión en toda la zona superior de la espalda, pueden ser el resultado de aportar más movilidad a esa región a través de giros sentados con y sin apoyo (puedes empezar con los giros en la silla primero) y acciones que aporten algo de libertad y liberación a los hombros.
Las flexiones de espalda pueden ser un gran amigo de la zona superior de la espalda cuando se gana experiencia en el yoga. Si has dominado estas asanas, puedes aplicar Equilibrio de brazos completos y Pincha Mayurasana. En ese momento, pasa a las secuencias marcadas para las flexiones de espalda.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad