julio 29, 2021

Estres postraumatico en niños

Tept y crecimiento postraumático tras el cáncer infantil

Un incidente traumático es una experiencia aterradora, amenazante o abusiva que pone en peligro la vida o la integridad corporal de un niño. Ser testigo de un incidente traumático que pone en peligro la salud o la seguridad física de un ser querido puede ser perturbador. Esto es especialmente crítico para los niños pequeños, cuya sensación de seguridad se basa en la seguridad percibida por sus figuras de apego.
Los acontecimientos traumáticos pueden desencadenar intensas respuestas emocionales y físicas que pueden durar mucho tiempo. Los niños pueden experimentar terror, impotencia o ansiedad, así como reacciones fisiológicas como taquicardia, vómitos o pérdida de control de esfínteres. La fuerza de las respuestas físicas y emocionales puede dominar a los niños que no son capaces de protegerse a sí mismos o que carecen de protección de los demás para escapar de las consecuencias de la experiencia traumática.
También cuando los adultos se esfuerzan por mantener a los niños sanos, pueden ocurrir accidentes. Esta amenaza puede venir del exterior (catástrofes naturales, accidentes de tráfico, tiroteos en la escuela o violencia en la comunidad) o del interior de la familia (violencia doméstica, agresión física o sexual, o la muerte prematura de un ser querido).

El cerebro de los niños y los soldados con tept – bbc news

ResumenEl Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) en los niños es una compleja interacción de reacciones cognitivas, afectivas y fisiológicas a un suceso que ocurre más allá del rango normal de la experiencia humana y que es angustiante para casi todos. Las reacciones de estrés traumático de los niños, también conocidas como reacciones de pánico, reacciones histéricas de dolor agudo y shock físico, son intentos conscientes e inconscientes de asimilar un suceso abrumador. Múltiples cuestiones relacionadas con las etapas de desarrollo, la dinámica familiar, la madurez física, la predisposición genética y las capacidades cognitivas agravan el TEPT en los niños. La reexperimentación (flashbacks, pesadillas), la evitación, el adormecimiento de la capacidad de respuesta general y la excitación autonómica recurrente son signos de TEPT que pueden durar al menos un mes. Los niños muestran síntomas comunes de TEPT, pero la evidencia indica cuatro criterios que son especiales para los niños traumatizados, independientemente de su edad cronológica o de la gravedad del trastorno: 1) Recuerdos que se visualizan y ven repetidamente; 2) comportamientos repetitivos; 3) temores relacionados con el trauma; 4) cambio de percepciones con respecto a la vida y a la orientación futura Aunque otros diagnósticos parecerían más adecuados, estos cuatro criterios parecen agruparse en las víctimas de traumas infantiles. Para los profesionales de la salud mental, el TEPT en los niños abarca una gran variedad de diagnósticos y sigue siendo científicamente difícil.

Maltrato infantil y tept

Tanto los niños como las niñas pueden ser sometidos a condiciones muy desafiantes que tienen un efecto en su forma de pensar y sentir. Los niños, en su mayoría, se recuperan rápidamente y bien. Sin embargo, los niños expuestos a un estrés prolongado, como el causado por un accidente, la muerte o amenaza de muerte de un familiar o amigo cercano, o los malos tratos, pueden sufrir efectos a largo plazo. Este trauma puede ser experimentado directamente por el niño o presenciado por otra persona. El trastorno por estrés postraumático (TEPT) se diagnostica cuando los niños experimentan síntomas a largo plazo (más de un mes) a causa de ese estrés que son perturbadores o interfieren en sus relaciones y actividades (TEPT).
Dado que los niños que han estado expuestos a un estrés traumático pueden parecer ansiosos, inquietos o tener dificultades para prestar atención o mantenerse organizados, los síntomas del estrés traumático pueden confundirse con los del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH). Lea la guía del clínico para evaluar si se trata de TDAH o de estrés traumático infantil. símbolo externo

Los niños perdidos de irak: víctimas del estrés postraumático

“El tipo de incidente y la gravedad de la exposición” son los dos factores más importantes para determinar si un niño experimentará un trastorno de estrés postraumático (Hamblen y Barnett, 2003, p.1). Un incidente traumático se describe como un acontecimiento que ocurre “más allá de la experiencia humana ordinaria… [que se] considera tan grave que las víctimas no necesitan tener una psicopatología preexistente para experimentar [el trastorno]” (Keppel-Benson & Ollendick, 1993, p.30). Sin embargo, los tipos de incidentes que se consideran traumáticos difieren de una persona a otra. También es posible que un niño esté expuesto a un incidente traumático sin desarrollar un trastorno de estrés postraumático (Kaminer, Seedat y Stein, 2005).
Hay dos formas de trastorno de estrés postraumático (TEPT) que pueden darse. El TEPT de tipo I es más grave y resulta de un único incidente traumático, mientras que el TEPT de tipo II está causado por factores estresantes recurrentes o por sentimientos de angustia recurrentes (Keppel-Benson y Ollendick, 1993). Los niños con TEPT de tipo I suelen presentar síntomas de trastorno de estrés postraumático, como el recuerdo del incidente, la evitación y la hipersensibilidad, además de ser capaces de recordar el suceso con mayor facilidad (Keppel-Benson y Ollendick, 1993). La mayoría de los niños diagnosticados con trastorno de estrés postraumático (TEPT) pertenecen al grupo de tipo II (Jabour, 2015). Estos niños son más propensos a tener graves trastornos de la personalidad y del desarrollo, que van desde un pobre discurso emocional hasta importantes problemas de comportamiento, así como el desapego a la realidad (Keppel-Benson & Ollendick, 1993). Este análisis se centrará en el trastorno de estrés postraumático de exposición única (tipo I) y de exposición repetida (tipo II).

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
6 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad