agosto 5, 2021
Estres y burnout

Estres y burnout

Más allá del burnout: cómo ayudar a los empleados a sentirse menos estresados

El estrés emocional puede conducir al “burnout” en varias carreras de ayuda. El cansancio emocional, el endurecimiento de la actitud (falta de empatía) y la sensación de disminución de los logros son síntomas de este síndrome. A la larga, el burnout puede provocar problemas de salud mental, como depresión o trastornos psicosomáticos. Los empleados afectados son menos activos y enferman con más frecuencia. También pueden tener que dejar su trabajo o jubilarse anticipadamente. A pesar de esta importante pérdida de trabajo, ni los afectados ni los empresarios son siempre conscientes del problema a tiempo. Además de los entornos de trabajo estresantes, el burnout parece desencadenarse por un esfuerzo desproporcionadamente alto (tiempo, compromiso emocional, empatía) y una baja satisfacción (resultado negativo) (altas exigencias). Afecta sobre todo a las enfermeras, los médicos, los trabajadores sociales, los profesores y otros profesionales de campos afines. Es necesario concienciar sobre el tema para evitar el burnout. Las enfermeras y los profesores son ejemplos de intervenciones específicas para el trabajo. Su misión es reducir el estrés profesional y, al mismo tiempo, aumentar la satisfacción laboral. El burnout puede verse agravado por la falta de apoyo social y la falta de trabajo en equipo.

Estrés y agotamiento: ideas para los nuevos profesores | bien en el trabajo

El agotamiento se describe mediante tres síntomas: la fatiga, el cinismo, o el distanciamiento del propio trabajo, y la ineficacia, o la sensación de incapacidad y fracaso. El agotamiento se ha relacionado con una serie de problemas de salud, como el asma, los trastornos del sueño, la depresión y el abuso de drogas, según las investigaciones. Además, tiene el potencial de destruir relaciones y poner en peligro las oportunidades profesionales.
El burnout también requiere cambios a nivel de tarea, equipo u organización para ser resuelto. Sin embargo, usted debe dar pasos hacia la rehabilitación y la prevención por su cuenta: priorice su bienestar, ajuste su perspectiva para decidir qué elementos de su estado son fijos y cuáles pueden mejorarse, limite su exposición a los comportamientos y relaciones más estresantes y busque relaciones interpersonales de apoyo.
También es crucial evitar que el equipo se queme: Establezca límites de trabajo prácticos, aumente la sensación de control del equipo, ofrezca un reconocimiento positivo y pregunte a las personas qué ayuda o preparación necesitan para tener éxito.

Estrés laboral y burnout: el papel de la resiliencia

La palabra “estrés” puede ser suficiente para ponerte de los nervios. Todos experimentan estrés en algún momento de sus vidas. Algunas personas pueden afrontar mejor el estrés o recuperarse de acontecimientos traumáticos que otras. Para evitar consecuencias más graves para la salud, es importante conocer los límites del estrés.
La reacción del cerebro ante cualquier demanda se conoce como estrés. Esta reacción puede ser desencadenada por una serie de factores, entre ellos el cambio. Pueden producirse cambios positivos o negativos, y pueden ser reales o percibidos. Pueden ser recurrentes, a corto o a largo plazo, y pueden incluir elementos como los desplazamientos diarios hacia y desde la escuela o el trabajo, los viajes anuales de vacaciones o el traslado. Ganar una carrera, ver una película de miedo o montar en una montaña rusa son ejemplos de cambios menores y relativamente inofensivos. El matrimonio o el divorcio, una lesión grave o un accidente de coche son también cambios importantes. Otros cambios, como la exposición a una agresión, son graves y pueden provocar reacciones de estrés traumático.
No todas las formas de estrés son perjudiciales. Todos los animales tienen un reflejo de estrés, que en algunos casos puede salvarles la vida. En esos momentos de estrés, las sustancias químicas nerviosas y las hormonas liberadas preparan al animal para enfrentarse a un peligro o escapar a un lugar seguro. Cuando se enfrenta a una situación potencialmente peligrosa, su corazón se acelera, su respiración se acelera, sus músculos se relajan, su cerebro utiliza más oxígeno y su comportamiento aumenta: todas las funciones destinadas a garantizar su supervivencia. También puede reforzar el sistema inmunitario a corto plazo.

Entender el estrés y el agotamiento – salud y bienestar

Rajvinder Samra no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico, y no trabaja, asesora, posee acciones o recibe apoyo de ninguna corporación u organización que pueda beneficiarse de este artículo.
Es casi seguro que ha oído hablar del agotamiento, e incluso puede que lo haya presenciado. Se caracteriza por síntomas como la fatiga emocional, la falta de motivación y la pérdida de satisfacción en el trabajo, y se ha relacionado con una amplia variedad de afecciones físicas como los trastornos cardiovasculares y el dolor musculoesquelético. Está causada por el estrés laboral crónico.
Nuestros sistemas hormonal, metabólico, inmunológico y cardiovascular se activan con el estrés laboral. Si estas respuestas corporales se activan con demasiada frecuencia o durante demasiado tiempo, no consiguen volver a la normalidad, lo que puede alterar nuestras respuestas inmunitarias e inflamatorias. Otros problemas físicos, como las enfermedades coronarias, pueden desarrollarse como resultado de estos cambios.
Aunque es necesario un cambio en las condiciones y la cultura del trabajo para hacer frente al aumento de personas que experimentan el agotamiento, hay muchas medidas que podemos tomar ahora para abordar el problema. La recuperación es la forma más importante de evitar el burnout.

Te pueden interesar

5 min de lectura
4 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad