junio 21, 2021
Yoga relajacion

Yoga relajacion

Yoga para dormir – práctica de 20 minutos

Para ver si el yoga o la relajación como modalidad de tratamiento disminuye la tensión del sujeto, la ansiedad, la presión arterial y mejora la calidad de vida a las 10 y 16 semanas después de comenzar el estudio.
Las puntuaciones de tensión, ansiedad y calidad de vida aumentaron con el tiempo después de la intervención de 10 semanas. En siete dominios del SF-36, el yoga resultó ser tan eficaz como la relajación para reducir el estrés, la ansiedad y mejorar el estado de salud. En cuanto al bienestar mental, el yoga tuvo más éxito que la relajación. No hubo variaciones entre los grupos en cuanto a la tensión, la ansiedad o los cinco dominios del SF-36 al final del período de seguimiento de 6 semanas. Durante el periodo de seguimiento, el grupo de relajación obtuvo puntuaciones más altas en el SF-36 en cuanto a vitalidad, actividad social y salud mental.

20 minutos de yin yoga para la relajación liberar el estrés y calmar

Con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo, tÃrese boca arriba en el suelo. Exhale presionando el ombligo contra la columna vertebral y “cerrando” las costillas. Mantenga un patrón de respiración constante mientras libera la tensión en los hombros y la cara. Repita el ejercicio durante un total de diez respiraciones.
Arrodíllese sobre las manos y las rodillas con las rodillas bajo la cintura y las manos bajo los hombros. Para alinear la cabeza, el cuello y la espalda, extienda los dedos en el suelo con las palmas planas y contraiga los abdominales. Inhala y mira hacia arriba, metiendo las caderas hacia el techo y llevando la cabeza hacia atrás y hacia abajo, lejos de la cara. Exhala y mete la cabeza en el pecho mientras llevas el estómago hacia la columna vertebral. Siente cómo se estira la columna vertebral al redondear la espalda. Repita el ejercicio 4-6 veces más, cambiando de posición entre cada paso.
Siéntese sobre los talones con los brazos extendidos en el suelo o junto al cuerpo, con las palmas hacia abajo y la frente tocando el suelo, como en el ejercicio anterior de estiramiento del gato. Si lo necesitas, puedes ensanchar las rodillas para conseguir una posición más cómoda. Mantén esta posición durante 5-10 respiraciones.

Yoga de calma de 15 minutos para aliviar el estrés y la ansiedad

Repite este proceso cuatro veces (o más si el tiempo lo permite).

20 minutos de yoga relajante para la felicidad | derretir la ansiedad

Ahora es tu turno. Empieza ahora. Acepta tu propio cuidado, tu respeto por ti mismo y una actitud curiosa hacia ti y tu experiencia actual cuando llegues a cada postura de yoga. Esto te preparará para los ejercicios poniéndote en el estado de ánimo adecuado.
1. Postura fácil (Sukhasana). Empieza por sentarte en una posición cómoda con las piernas cruzadas. Haz que tu pelvis esté en una posición neutral relajando los pies. Recuerda el patrón de respiración. Presta atención a las sensaciones del cuerpo. Tómate un minuto para sentarte y experimentar las sensaciones de estar sin prisa, quieto y con conciencia interna.
2. Rodar el cuello: Deja que la cabeza caiga sobre el pecho y gírala lentamente en un círculo completo tres veces hacia la derecha y tres veces hacia la izquierda. Permítase experimentar la sensación de dejarse llevar. Levanta la coronilla y vuelve a la postura simple.
3. Rodar los hombros: Haz rodar los hombros cuatro veces con un movimiento circular hacia delante y luego cuatro veces hacia atrás. Cuando termines, inhala y levanta las manos por encima de la cabeza, luego exhala y coloca las manos a la altura del pecho.

Estiramientos de yoga relajantes de 15 minutos para despertar después del trabajo

Repita este proceso cuatro veces (o más si el tiempo lo permite).

Yoga para la relajación

Ahora es tu turno. Empieza ahora. Acepta tu propio cuidado, respeto por ti mismo y una actitud curiosa hacia ti y tu experiencia actual cuando llegues a cada postura de yoga. Esto te preparará para los ejercicios poniéndote en el estado de ánimo adecuado.
1. Postura fácil (Sukhasana). Empieza por sentarte en una posición cómoda con las piernas cruzadas. Haz que tu pelvis esté en una posición neutral relajando los pies. Recuerda el patrón de respiración. Presta atención a las sensaciones del cuerpo. Tómate un minuto para sentarte y experimentar las sensaciones de estar sin prisa, quieto y con conciencia interna.
2. Rodar el cuello: Deja que la cabeza caiga sobre el pecho y gírala lentamente en un círculo completo tres veces hacia la derecha y tres veces hacia la izquierda. Permítase experimentar la sensación de dejarse llevar. Levanta la coronilla y vuelve a la postura simple.
3. Rodar los hombros: Haz rodar los hombros cuatro veces con un movimiento circular hacia delante y luego cuatro veces hacia atrás. Cuando termines, inhala y levanta las manos por encima de la cabeza, luego exhala y coloca las manos a la altura del pecho.

Te pueden interesar

5 min de lectura
4 min de lectura
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad