octubre 15, 2021
Terapia de relajacion

Terapia de relajacion

Terapia de relajación

La terapia de relajación engloba una serie de enfoques destinados a enseñar a las personas a relajarse por sí mismas. Las actividades respiratorias especiales y los ejercicios de relajación muscular progresiva son ejemplos de estas estrategias para reducir el estrés físico y mental.
El dolor muscular suele estar relacionado con el estrés y la ansiedad, factores todos ellos muy vinculados a la depresión. Reconocer la conexión entre los pensamientos suicidas y el estrés mental y muscular, así como aprender a soltar esta tensión voluntariamente, puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión.
Se han realizado diversos ensayos controlados aleatorios sobre la eficacia de la terapia de relajación para las personas con depresión. Según estos resultados, la terapia de relajación funciona mejor que la ausencia de cuidados, pero no tan bien como las terapias psiquiátricas, como la terapia cognitiva conductual. Se desconocen los efectos de la terapia de relajación a largo plazo.
No todo el mundo es apto para la terapia de relajación. La relajación no puede beneficiar a las personas que están muy deprimidas o nerviosas, o que tienen otras formas de problemas de salud mental. Es posible que les haga sentir aún peor. Antes de intentar la terapia de relajación, hable con su médico.

Técnicas de relajación

La tensión constante es una de las características que definen la vida moderna, así como la causa de una amplia gama de problemas de salud. Se sabe que el estrés desempeña un papel en el nerviosismo, la ansiedad y el insomnio, pero también se cree que interviene en una variedad de otras enfermedades.
La mayoría de la gente solía hacer ejercicio durante varias horas al día, lo que ayudaba a minimizar los síntomas del estrés psicológico. La vida era mucho más lenta entonces, y estaba más en sintonía con los ciclos normales del día y de las estaciones. En cambio, hoy nuestros cuerpos son relativamente sedentarios, mientras que nuestras mentes se ven obligadas a adaptarse al ritmo incesante de la sociedad. Como consecuencia, hay mucha tensión y falta de motivación para afrontarla.
Hay muchas maneras de disminuir los efectos del estrés. El aumento de la actividad física, así como las medidas fáciles y de sentido común, como las pausas de relajación y las vacaciones, pueden ayudar. Si estos métodos no producen resultados satisfactorios, pueden ser útiles otros más formales.
Muchas estrategias de relajación empiezan por cerrar los ojos y tumbarse o adoptar una postura relajada y sentada en una posición tranquila. Dependiendo del proceso, el siguiente paso varía. En el entrenamiento autógeno, la respuesta de relajación y algunos tipos de meditación, se centra la atención en los estímulos internos, como la respiración. Técnicas como las imágenes guiadas utilizan la visualización intencionada de escenas o actos, como caminar por una playa tranquila. Los músculos se relajan gradualmente mediante métodos de relajación progresiva. Por último, en algunas escuelas de meditación se repite en silencio o en voz alta una palabra o un tono.

Terapeuta de relajación

Los métodos de relajación han sido objeto de numerosos estudios. Sin embargo, el número o el tamaño de los estudios para muchos problemas de salud ha sido limitado, y algunos estudios han sido de baja calidad.
Las estrategias de relajación pueden ayudar con la ansiedad asociada a enfermedades o tratamientos médicos, el insomnio, el dolor de parto, las náuseas inducidas por la quimioterapia y la disfunción de la articulación temporomandibular, entre otras cosas. Los tratamientos psicológicos, que pueden incluir ejercicios de relajación, pueden ayudar a los niños y adolescentes a controlar los dolores de cabeza graves y otras formas de dolor crónico. Se han probado otras afecciones con métodos de relajación, pero no se ha demostrado su eficacia, los resultados de las pruebas han sido inconsistentes o las pruebas son pequeñas.
Aunque se ha informado de algunos efectos perjudiciales, como el aumento de la ansiedad, los ejercicios de relajación suelen considerarse seguros para las personas sanas. Las estrategias de relajación pueden ser discutidas con los profesionales de la salud por las personas que tienen problemas significativos de salud física o mental.

Técnicas de relajación

Una técnica de relajación (también conocida como entrenamiento en relajación) es cualquier forma, proceso, práctica u operación que ayude a la relajación, al aumento de la calma o a la reducción del malestar, la ansiedad, el estrés o la frustración. Los ejercicios de relajación se utilizan a menudo como parte de un método más amplio de gestión del estrés, y pueden ayudar a reducir la tensión muscular, disminuir la presión arterial y reducir el ritmo cardíaco y respiratorio, entre otras cosas. 1] Las personas responden al estrés de diversas maneras, como sintiéndose frustradas, tristes o ambas cosas. 2] El yoga, el QiGong, el Taiji y el Pranayama, que implican una respiración profunda, pueden ayudar a las personas estresadas a relajarse, mientras que el ejercicio rítmico puede ayudar a las personas deprimidas a mejorar su salud mental y física. Las personas que experimentan ambos síntomas al mismo tiempo, sintiéndose deprimidas en algunos aspectos y sobreexcitadas en otros, pueden beneficiarse de las técnicas de yoga para caminar o fortalecer. 2] Una investigación realizada en la década de 1980 reveló que existen vínculos más fuertes entre el estrés y el estado físico, así como las ventajas de una variedad más amplia de enfoques de relajación de lo que comúnmente se pensaba. Los medios de comunicación nacionales se hicieron eco de este estudio, incluido un reportaje del New York Times en 1986. 1]

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad