junio 24, 2021
Postura del puente yoga

Postura del puente yoga

Variaciones de la postura del puente de yoga

La postura del puente (SAY-too BAHN-duh shar-vahn-GAHS-nuh) es una postura para principiantes que abre el pecho y estira los muslos. Su nombre en sánscrito se compone de cinco palabras:
El pecho, el corazón y los hombros se abren en la postura del puente. La columna vertebral, la nuca, las piernas y los flexores de la cadera se estiran (articulaciones delanteras de la cadera). Dado que el corazón está más alto que la cabeza en esta posición, se trata de una inversión suave (menos agotadora que otras inversiones como la postura de la cabeza) con todas las ventajas de las inversiones: alivio de la tensión, el agotamiento, la ansiedad, los dolores de cabeza, el insomnio y la depresión leve.
La postura del puente también tiene un efecto relajante sobre la mente y se considera útil para las personas con presión arterial alta. Mejora la capacidad pulmonar al abrir el pecho, lo que es útil para las personas con asma.
La postura del puente también activa las glándulas tiroideas y los órganos abdominales, lo que favorece la digestión y regula el metabolismo. Puede ser una postura especialmente rejuvenecedora para quienes se pasan el día sentados frente a una pantalla o conduciendo, porque revitaliza las piernas y estira los hombros. La postura de los hombros (Salamba Sarvangasana) y la postura del arco hacia arriba son también posibles variaciones (Urdhva Dhanurasana).

Yoga para principiantes – postura del puente

La postura del puente se convierte en una postura reparadora cuando se coloca un bloque de apoyo bajo el sacro. Permite que la columna vertebral se extienda mientras se mantiene suavemente. Esta postura puede utilizarse para aliviar el dolor de espalda y como parte del enfriamiento de una secuencia de yoga.
Un bloque de yoga puede girarse para colocarse a tres alturas diferentes, lo que permite encontrar la posición más cómoda. Aunque un bloque de yoga se puede utilizar en muchas situaciones, cualquier cosa que utilices para el Puente de Apoyo debe ser extremadamente resistente porque tu peso estará descansando sobre él.
El hecho de que la cabeza y el cuello estén más bajos que el corazón da a esta postura una cualidad restauradora. El sistema nervioso simpático de “lucha o huida” se suprime, mientras que se promueve el sistema nervioso parasimpático.
Las extensiones de la espalda también alivian la joroba causada por la mala postura y el exceso de sedestación, lo que permite una mayor flexibilidad y estabilidad en las actividades cotidianas.
También ayuda a la apertura del pecho para facilitar la respiración. Además, si tienes un dolor crónico en la espalda baja, esta postura puede ayudarte.

Cómo hacer la pose de puente | lecciones sencillas de yoga

Si es posible, túmbese en el suelo en posición supina con una manta doblada gruesamente bajo los hombros para cubrir el cuello. Apoye los pies en el suelo, con las rodillas dobladas y los talones lo más cerca posible de los huesos de la silla.
Exhale y, clavando firmemente los pies y los brazos en el suelo, levante las nalgas del suelo empujando el coxis hacia el pubis, reafirmando (pero no endureciendo) las nalgas. Mantenga la parte interior de los pies y los muslos en paralelo. Para mantenerse en la parte superior de los hombros, junte las manos por debajo de la pelvis y estire los brazos.
Eleve los glúteos hasta que los muslos estén casi paralelos al suelo. Mantenga una línea recta entre las rodillas y los pies, pero llévelos hacia delante, lejos de las caderas, y alargue el coxis hacia la parte posterior de las rodillas. Eleve el pubis hacia el ombligo.
Levante la barbilla del esternón y presione la parte superior del esternón hacia la barbilla presionando los omóplatos contra la espalda. Reafirme los brazos exteriores, ensanche los omóplatos y trate de elevar el espacio entre ellos en la base del cuello (donde está apoyado en la manta) hacia el torso.

Postura del puente y postura de la rueda – tutorial de flexiones de espalda

La postura del puente (SAY-too BAHN-duh shar-vahn-GAHS-nuh) es una flexión de espalda para principiantes que abre el pecho y estira los muslos. Su nombre en sánscrito se compone de cinco palabras:
El pecho, el corazón y los hombros se abren en la postura del puente. La columna vertebral, la nuca, las piernas y los flexores de la cadera se estiran (articulaciones delanteras de la cadera). Dado que el corazón está más alto que la cabeza en esta posición, se trata de una inversión suave (menos agotadora que otras inversiones como la postura de la cabeza) con todas las ventajas de las inversiones: alivio de la tensión, el agotamiento, la ansiedad, los dolores de cabeza, el insomnio y la depresión leve.
La postura del puente también tiene un efecto relajante sobre la mente y se considera útil para las personas con presión arterial alta. Mejora la capacidad pulmonar al abrir el pecho, lo que es útil para las personas con asma.
La postura del puente también activa las glándulas tiroideas y los órganos abdominales, lo que favorece la digestión y regula el metabolismo. Puede ser una postura especialmente rejuvenecedora para quienes se pasan el día sentados frente a una pantalla o conduciendo, porque revitaliza las piernas y estira los hombros. La postura de los hombros (Salamba Sarvangasana) y la postura del arco hacia arriba son también posibles variaciones (Urdhva Dhanurasana).

Te pueden interesar

5 min de lectura
5 min de lectura
6 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad