septiembre 18, 2021
Postura del mono yoga

Postura del mono yoga

Postura de yoga del mono (markatasana)

El nombre deriva de las palabras sánscritas Hanuman (un ser divino en el hinduismo que se asemeja a un mono) y asana (postura), y conmemora el gigantesco salto de Hanuman desde la India continental hasta las islas de Lanka. [tres] La postura no se menciona en ninguno de los textos de hatha yoga de la Edad Media. Aparece en una variedad de prácticas de yoga occidentales en el siglo XX, incluyendo el libro de Swami Yogesvarananda de 1970 First Steps to Higher Yoga (como Vikatasana),[4] Ashtanga Vinyasa Yoga de Pattabhi Jois,[4], Asana Pranayama Mudra Bandha de Swami Satyananda Saraswati de 2003,[5], y Light on Yoga de B. K. S. Iyengar de 1966. [número seis] Hanumanasana es una postura más difícil (calificada como 36 de 64 por B. K. S. Iyengar). La postura se aborda desde una posición de rodillas, con una pierna estirada hacia delante y la otra recta hacia atrás, y el cuerpo apoyado en las manos hasta que se consigue la postura completa. Después, las manos pueden ponerse en posición de oración (Anjali Mudra). Finalmente, con las manos juntas, se estiran los brazos por encima de la cabeza. Para lograr la postura completa, según Iyengar, hay que hacer “varios intentos cada día” y estar dispuesto a trabajar en ella durante “mucho tiempo”. [número seis]

Postura de mono torcido

“Fue el paso más grande que nadie había dado nunca. El paso de Hanuman impulsó flores y capullos en el aire detrás de él, donde se posaron como pequeñas estrellas en las ondulantes copas de los árboles. Los animales de la playa nunca habían visto nada parecido; vitorearon a Hanuman, luego el aire ardió por su paso, y nubes rojas surgieron en el cielo… (Relato de William Buck del Ramayana).
Arrodíllate en el suelo. Da un paso al frente con el pie derecho por delante de la rodilla izquierda y gira el muslo derecho hacia fuera. Para ello, levanta la planta interior del suelo y coloca el pie sobre el talón exterior.
Exhale y presione las manos contra el suelo con el cuerpo inclinado hacia delante. Deslice lentamente la rodilla izquierda hacia atrás, enderezándola, mientras baja simultáneamente el muslo derecho hacia el suelo. Justo antes de llegar al final del estiramiento, deje de enderezar la rodilla trasera.
Empieza a alejar el talón derecho del torso ahora. Como la pierna delantera comenzó con una potente rotación externa, transforme progresivamente la pierna hacia dentro mientras se endereza para elevar la rótula hacia el techo. Vuelva a presionar la rodilla izquierda hacia atrás mientras la pierna delantera se endereza, y luego baje suavemente la parte delantera del muslo izquierdo y la parte trasera de la pierna derecha (junto con la base de la pelvis) hasta el suelo. Asegúrese de que el núcleo de la rodilla derecha apunte directamente hacia el techo.

Postura del medio mono yoga

Puedes ver el mundo en un grano de arena, como dijo el poeta William Blake. Del mismo modo, aprender una asana en profundidad te enseñará mucho sobre todas las asanas. En esta entrada del blog me voy a concentrar en Hanumanasana (Postura del Mono o Split Frontal). En los seminarios, demuestro el análisis de la postura, los pares de músculos agonistas/antagonistas (y sus sinergias), los arcos reflejos fisiológicos y la biomecánica del estiramiento utilizando esta postura.
Para empezar, consideremos la unidad músculo-tendón, o el músculo y su tendón, para ver qué se alarga en la postura. La unidad músculo-tendón (MTU) está formada por muchos componentes. Por ejemplo, las estructuras contráctiles (sarcómeros) y los componentes fasciales que rodean las fibras musculares y los tendones. A pesar de que estos elementos suelen tratarse por separado en los artículos sobre la ciencia del estiramiento, están inextricablemente relacionados.
La contracción muscular y el estiramiento se ven favorecidos por ambos factores. Además, las propiedades viscoelásticas, la fluencia (un tipo de deformación que se ha propuesto para los elementos de la fascia), los factores neurológicos/psicológicos (como la memoria y la tolerancia muscular) y los vínculos musculares adicionales con los sinergistas desempeñan un papel en la forma en que se alarga un músculo. El diseño y la forma del músculo también influyen. He incluido algunas fuentes de la literatura científica que profundizan en estas causas.

Postura del mono para principiantes

La postura del mono es una extensión de piernas más avanzada y una apertura de caderas. La postura del mono extiende tanto la parte delantera como la trasera de las piernas al mismo tiempo. Caminar, montar en bicicleta y andar en bici son las actividades que más esfuerzo suponen para estos músculos. Por ello, una de las muchas ventajas de la postura del mono es que evita las lesiones derivadas de estos deportes. Sin embargo, esto implica que se debe tener más precaución al asumir la postura completa. Esto es especialmente cierto para las personas que tienen restringida la flexibilidad de la cadera, la pelvis y la ingle. La media postura, una variante acortada de la postura que estira los músculos de las piernas y abre los flexores de la cadera, ofrece casi todos los mismos beneficios. Para preparar el cuerpo para el estiramiento extremo de la postura del mono, tanto la versión adaptada como la completa incluyen una secuencia completa de calentamiento que incluye flexiones hacia delante de pie y sentadas.
Comienza poniéndote sobre las manos y las rodillas. Coloca el pie derecho hacia delante, con la planta del pie apoyada en el suelo. Lleva el ombligo hacia dentro para enderezar la columna colocando las manos en el muslo derecho. Coloque las manos en el suelo o junto a las caderas en los ladrillos. Retroceda uno o dos centímetros en la rodilla izquierda. Extiende la pierna derecha hacia delante, con el pie en el suelo y los dedos del pie apuntando hacia arriba. Esta es la versión de las semifinales con algunos cambios. Continúa deslizando el talón derecho hacia adelante mientras simultáneamente deslizas la rodilla izquierda hacia atrás, dejando caer la pelvis y ambas piernas hacia el suelo en una línea recta para completar la Postura del Mono. Cierra los ojos y coloca las manos en el centro del corazón en señal de oración. Manténgala durante el tiempo que desee. Lleva las manos al suelo y lleva el pie derecho hacia el cuerpo para abandonar la postura. Vuelve al punto de partida original. Repite el proceso con la otra mano.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad