junio 16, 2021
Canciones para hacer yoga

Canciones para hacer yoga

Música de fondo para yoga | mubert for | música calmante

¿Alguna vez has tenido esos momentos en tu práctica de yoga en los que todo está en silencio: tu cuerpo, tu respiración y tu mente? Dentro del caos clamoroso de la vida cotidiana, atesoro esas pausas trascendentales. Sin embargo, hay momentos en los que soy incapaz de encontrar la calma. Sin embargo, eso no significa que mi práctica de yoga tenga que sufrir por ello. Añadir música a tu práctica de yoga te dará el impulso extra de energía que necesitas para mantenerte concentrado e inspirado en la esterilla.
Una lista de reproducción asesina es mi arma secreta para llevarme a la esterilla cuando me siento perezosa o mediocre para mantener una práctica normal de asanas en casa sin el estímulo de una clase o un instructor. Esta lista de reproducción de yoga de una hora y media de duración combina canciones alegres y animadas con melodías más tenues y apacibles, lo que la hace adecuada tanto para los estilos vinyasa como para los más suaves hatha o yin. Comienza lentamente, aumenta gradualmente el volumen a medida que tu cuerpo se calienta y termina con canciones de mayor energía para mantener un ritmo y un flujo constantes. Por último, al pasar por las asanas sentadas y la shavasana, la música cambia a ritmos más lentos, evocando más un trance que una mera escucha pasiva.

Música de yoga para la tarde. [songs of eden] 45 minutos de canciones de yoga

La mayoría de los santos indios han utilizado la música como una herramienta importante e influyente en su búsqueda del nirvana; entre los nombres más destacados se encuentran Kanakadasa, Thyagaraja, Kabir, Meerabai, Namdeo, Purandaradasa y Tukaram.
La definición de anahata se refiere a las vibraciones silenciosas de uno mismo que se cree que están tan íntimamente ligadas a uno mismo y al Ser que nadie puede compartir su anahata con otro ser humano. En otras palabras, este sonido interior sagrado, o vibración silenciosa del yo, abrirá los chakras del practicante, uniendo finalmente el cuerpo con el cosmos/divino.
Concentrarse en este sonido interior (vibración silenciosa del yo) como apoyo a la meditación es muy beneficioso para domar la mente y, una vez escuchado, también puede utilizarse para el recogimiento del yo en la vida diaria. Con el tiempo, se puede sentir que entra en toda la materia y vibra eternamente en el Universo.
En Occidente, la novela de Edward Salim Michael, La ley de la concentración, el Nada Yoga y el camino de la vigilancia interior, proporciona instrucciones y consejos exhaustivos. Ajahn Sumedho, de la Tradición del Bosque de Tailandia, también enseña la práctica del tono interior.

Música para la clase de yoga. 90 minutos de música para yoga

Muchos yoguis están familiarizados con mantras como “Aum” y “Lokah Samasta Sukhino Bhavantu”, que a menudo se utilizan para comenzar y terminar una práctica de yoga. El yoga y los mantras tienen un pasado largo e interconectado. En cambio, ¿utilizar música distinta a los mantras durante una sesión de yoga? Eso, sin embargo, no es algo sobre lo que todo el mundo esté de acuerdo. Algunos creen que distrae demasiado o que desvirtúa el yoga convencional. Me gustaría argumentar que realmente puede aportar algo extra a tu trabajo, tanto para ti como para tus alumnos, porque la quietud mental no siempre significa silencio.
El yoga es típicamente una actividad espiritual, por lo que el silencio parecerá adaptarse mejor. El yoga, en cambio, trata del silencio interior, o más bien de la quietud interior. El yoga es descrito por Patanjali (uno de los padres fundadores de la filosofía del yoga) como “Yogas chitta vritti nirodha”. Esto significa lo mismo que el yoga que aquieta la mente en sánscrito. El yoga, según esta teoría, calma las perturbaciones de la mente. La quietud mental se mantiene, lo que permite percibir la vida como realmente es, libre de pensamientos y juicios intrusivos. Mientras la mente se aquieta, también se conoce como volverse hacia dentro o volver a casa, a uno mismo y a su cuerpo. Muchos de mis alumnos me dicen que esto es lo que les da el yoga, y estoy de acuerdo. El yoga me ayuda ciertamente a soltar las cosas, a volver al interior y a sentirme enraizada y conectada. Y este es un entorno en el que la música puede ser especialmente útil.

Música de yoga relajante canción de la selva meditación matutina de relajación

Ansel disfruta compartiendo lo que ha aprendido con los demás. Cree que todo el mundo debería devolverlo en algún momento de su vida. Descubre las mejores canciones para escuchar mientras haces yoga. Rice, Jared El yoga se ha hecho cada vez más famoso en todo el mundo. Es el resultado de la unión de disciplinas mentales, físicas y espirituales. Para muchas personas, el yoga moderno, que es sinónimo de posturas conocidas como asanas, se ha convertido en una forma de vida. A menudo se utiliza música suave para complementar las distintas asanas y técnicas de respiración. Esto ayuda a la relajación de la mente. Las canciones relajantes son las preferidas para escuchar durante las clases de yoga. Dado que las actividades de yoga varían según la disciplina, la música que se escucha durante las sesiones de yoga debe reflejar la diferencia. En las líneas siguientes se indican algunas canciones (con y sin letra) que pueden interpretarse en las distintas etapas del yoga. No dudes en expresarte en la sección de comentarios si tienes algo que decir sobre el yoga y la música. Las mejores canciones de yoga de todos los tiempos

Te pueden interesar

6 min de lectura
4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad