junio 16, 2021
Rincon de meditacion

Rincon de meditacion

Instala un rincón de meditación en tu casa

Ya es bastante duro lidiar con la ansiedad a lo largo del día. Sin embargo, cuando le impide dormir, puede ser insoportable. Aunque la ansiedad puede dificultar el sueño, también puede agravar los problemas existentes.
El sueño es el producto de un delicado acto de equilibrio entre dos poderes opuestos. El primero se conoce como tensión del sueño. En otras palabras, cuanto más tiempo permanezca despierto, más poderosa será esta fuerza. Estarás agotado si has estado despierto durante 16 horas. El sueño es más probable después de 24 horas de estar despierto. Después de 72 horas, permanecer despierto se vuelve difícil.
La segunda fuerza actúa contra la privación del sueño sacudiéndole para que se despierte. Esta fuerza es una señal de alarma que se repite según un reloj interno. Se espera que mejore durante el día y se desvanezca por la noche. Cuando esta fuerza disminuye a lo largo de la tarde, la presión del sueño que has acumulado durante el día te obliga a dormir.
Entonces, ¿cómo influye el miedo en esto? Muchos de los mismos neuroquímicos que utiliza la ansiedad son utilizados por la fuerza de señalización de alerta. Esta es definitivamente una fantástica característica adaptativa que nos ha ayudado a sobrevivir en el pasado. Supongamos que te persigue una manada de lobos. Ese sería un momento extremadamente inconveniente para dormir. La señal de alerta se hace más fuerte si estás nervioso, preocupado o amenazado. “Si se trata de una amenaza, debes permanecer despierto y enfrentarte a ella”, dice tu cerebro.

Cómo preparar un espacio de meditación | meditación

Según los expertos, la sensación desagradable e incómoda que se tiene después de dormir demasiado tiempo tiene un nombre. La inercia del sueño se produce cuando se despierta bruscamente de un sueño profundo o de ondas lentas (SWS), que es el tipo de sueño que se tiene cuando se duerme una siesta de más de media hora. “Puedes experimentar sensaciones de desorientación, aturdimiento y cansancio, y tus capacidades cognitivas se ven realmente afectadas durante este periodo”, explica a Mamamia Stephanie Centofanti, investigadora asociada del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad del Sur de Australia.
Aunque “cuanto más corta sea, mejor”, no existe una duración de siesta “correcta”. ¿A qué se debe esto? Porque, sorprendentemente, hay una serie de factores que influyen en la utilidad de una siesta. Según Stephanie, mientras que una siesta de 10 minutos por la tarde puede ayudar a la recuperación cognitiva, un nuevo estudio del Centro para la Ciencia del Sueño mostró un resultado diferente por la noche. “Descubrimos que una siesta de 10 minutos realizada en mitad de la noche, para imitar lo que podría hacer un trabajador por turnos, no tenía ningún beneficio para la recuperación y, de hecho, empeoraba el estado de ánimo de algunas personas”, dijo Stephanie. También depende de cuánto haya dormido alguien la noche anterior. “Una persona con una gran falta de sueño puede beneficiarse de una siesta de 10 a 20 minutos”, continúa Stephanie, “pero una persona que haya dormido bien la noche anterior puede no sentirse mejor tras una siesta de la misma duración”.

Cómo crear un rincón de meditación en casa l

En algún momento de su vida, casi todo el mundo experimentará algún tipo de estrés o ansiedad. Es beneficioso pensar en el estrés como una reacción a un peligro, y en la ansiedad como una reacción al estrés, según la Anxiety and Depression Association of America. Aunque los términos ansiedad y estrés suelen utilizarse indistintamente para describir la sensación de estar tenso, preocupado o nervioso, los Institutos Nacionales de la Salud afirman que el estrés es transitorio y está vinculado a una única situación, mientras que las personas con trastornos de ansiedad tienen sentimientos crónicos de preocupación durante al menos seis meses. Es normal sentirse más nervioso o ansioso a primera hora de la mañana. La carga de realizar las tareas del día puede resultar desalentadora al despertarse y, biológicamente, las hormonas pueden exacerbar la tensión. Esto es lo que necesitas saber sobre la ansiedad matutina y cómo hacer frente al estrés nada más levantarte.
Cómo deshacerse del pánico matutino
Puede utilizar los siguientes métodos para aliviar su tensión o ansiedad matutina:
Por último, puede buscar atención de un proveedor de salud mental si sospecha que tiene una condición de ansiedad subyacente o si su ansiedad matutina comienza a interferir con su capacidad para funcionar.
Historias sobre salud mental que pueden interesarle:

Cómo crear un espacio de meditación en casa

Dormir bien es importante para nuestro bienestar y felicidad. El sueño favorece el descanso y la relajación, lo que nos permite recuperarnos y dejar de lado las presiones del día. Sin embargo, este no es el caso de muchas personas que sufren ataques de pánico durante la noche.
La gravedad de estos síntomas puede llevar a quienes los sufren por primera vez a creer que están sufriendo un ataque al corazón o un ataque de nervios. Los ataques de pánico pueden volverse más comunes con el tiempo, y el miedo a sufrir un ataque de pánico puede afianzarse, formando un círculo vicioso.
Los ataques de pánico nocturnos, también conocidos como ataques de pánico nocturnos o terrores nocturnos, se producen cuando estás durmiendo y te despiertan, con muchos de los mismos efectos que los ataques de pánico diurnos. Aunque estos ataques nocturnos suelen durar sólo unos minutos, puede llevar mucho tiempo calmarse lo suficiente para volver a dormir después de uno. El resultado puede ser el insomnio, combinado con la ansiedad de tener otro ataque de pánico.

Te pueden interesar

6 min de lectura
4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad