octubre 15, 2021
Posicion para meditar

Posicion para meditar

12-01-14 cómo sentarse a meditar

Cuando se trata de la postura de meditación, Internet está lleno de sugerencias contradictorias. Algunos sostienen que la postura no es esencial y que lo único que importa es la concentración mental. Otros sostienen que aprender una postura de meditación adecuada es importante si quieres sacar el máximo provecho de tu práctica. La cuestión es la siguiente: independientemente del tiempo que pretendas meditar, la postura adecuada es fundamental. Incluso si sólo pretendes meditar durante 10 minutos al día, mantener una postura adecuada te ayudará a conseguir mejores resultados. En este artículo cubriremos todo lo que necesitas saber sobre las posiciones y técnicas de meditación. Aprenderás la importancia de tener una postura de meditación adecuada, así como los siete puntos de la postura y varias posiciones de sentado.
Hay dos formas diferentes de apoyar las manos. En el Zen, esta posición de las manos se utiliza comúnmente. No importa qué mano vaya encima de la otra al principio. Otra posibilidad es juntar los dedos y colocarlos frente a ti. En este lugar, las puntas de los dedos estarían casi tocando el suelo. Cabeza La nuca y la cabeza deben estar niveladas. Udana Vayu y Vayana Vayu, o energía ascendente y difusiva, se canalizan manteniendo el cuello recto. Sin embargo, que tu cabeza esté recta no significa que tengas que estirarla. Tu cuello tiene un gancho natural que debe ser preservado.

“aprende a meditar” la “postura de meditación”

La mejor postura para empezar a meditar es la de sentado. Corres el riesgo de perder la conciencia y quedarte dormido si te tumbas, sobre todo al principio. Estar sentado en una postura de alerta te mantiene despierto y concentrado a la vez que libera a tu mente de la carga de procesar información (como dónde poner los pies). Puedes practicar la concentración en algo mientras estás sentado. Puede ser una palabra, una foto o incluso tu respiración.
La meditación es la práctica de relajar la mente manteniendo el cuerpo alerta pero relajado. Primero debes dejar tu cuerpo quieto antes de poder alcanzar la quietud mental. Para ello, tendrás que sentarte. Cuando estés sentado, tu mente pasará de tus listas de tareas a tus miedos o eventos a donde quieres ir de vacaciones.
Te concentrarás en un solo elemento para ayudar a relajar la mente. Esto concentra tu mente y tu energía en un solo objeto. Puedes hacerlo repitiendo en silencio o en voz alta una frase o contando tus respiraciones. Muchos mantras están escritos en sánscrito, lo que da a tu mente un pensamiento sin sentido y, como resultado, te impide crear otros nuevos.

Postura correcta de meditación

La meditación es la práctica de dirigir la mente hacia un estado más relajado y consciente. Aunque la meditación es principalmente mental, la postura física del cuerpo tiene un impacto significativo en la eficacia de la meditación. Existen varias escuelas de pensamiento sobre la postura corporal para meditar, conocidas como yogasanas, pero hay algunas posiciones de meditación estándar y orientaciones que pueden resultarte útiles.
Si el cuerpo está demasiado hambriento o demasiado lleno, es muy difícil lograr y mantener buenas posiciones meditativas. Swami Jnaneshvara Bharati, un maestro de meditación de yoga, suele recordar a los estudiantes que la comida es para nuestras células, no para nosotros, en su orientación meditativa. No se trata de lo que queremos, sino de lo que nuestro cuerpo necesita. Para prepararse para la meditación, hay que comer lo suficiente para mantener las fuerzas, pero no tanto como para perjudicar la posición del cuerpo o la respiración.
No debería ser físicamente difícil meditar. De rodillas, con las piernas estiradas, con las piernas cruzadas sin apretar, con las plantas de los pies apoyadas en las caderas, o lo que mejor te funcione, elige una posición de las piernas que te resulte cómoda. Es conveniente que elijas un lugar en el que puedas permanecer un rato para poder concentrarte en otra cosa.

Las mejores posturas para meditar | vídeo espiritual

Nuestros dedos en una postura zen en el aire, nuestras piernas dobladas una sobre otra como una especie de contorsionista.

Postura correcta de meditación y motivación

Pero, de hecho, esto no es necesario. Cuando se trata de meditar, hay una variedad de formas de sentarse. La meditación puede hacerse tumbado, de pie o caminando. A la hora de meditar, lo más importante es encontrar un lugar cómodo que te ayude a sentirte tranquilo y relajado. A continuación se presentan cuatro ejemplos de posturas con instrucciones sobre cómo realizarlas.
Una de las posturas de meditación más populares es la de sentarse con las piernas cruzadas.
Si lo haces, asegúrate de estar sentado en un sofá blando con las caderas ligeramente más altas que las rodillas. Esto evitará que te encorves y que se te duerman las piernas. Siempre puedes sentarte en una silla si te sientes incómodo en esta posición. Debes sentarte cerca del borde de la silla, con la espalda recta y las manos encima de los muslos.
Si no quieres sentarte con las piernas cruzadas en el suelo para meditar, puedes arrodillarte. A continuación te explicamos cómo adoptar una postura de rodillas relajada si quieres hacerlo: Si te duelen las rodillas, evita forzar esta posición y siéntate en una silla.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad