octubre 15, 2021

meditacion

Más información

Beneficios de la meditación

El estado de concentración y relajación, donde el individuo se abstrae de la realidad, para hallar un beneficio específico se conoce como la meditación. Esta es una práctica que nace en la India y tiene más de cuatro mil años de tradición. Se entrena, a través de esta filosofía, la mente para construir una energía interna que, posteriormente, se desenvuelve en valores como el amor, el perdón, la bondad y la empatía.

La meditación es una práctica que hoy en día se ejecuta en todo el mundo gracias a sus millones de beneficios. Ayuda a trabajar distintos aspectos de la vida, así como alcanzar el bienestar y la tranquilidad en cualquier momento de crisis. Inicialmente se desarrollaba como parte de una religión, pero hoy se aborda como una actividad bondadosa y altamente beneficiosa para el ser humano.

Conoce el curso de yoga en India y Goa de Kavaalya

Cinco beneficios de la meditación para controlar la mente

La meditación tiene aspectos positivos a nivel mental, físico y psicológico. Muchos profesionales de la salud mental la recomiendan como terapia para tratar desequilibrios como la ansiedad y la depresión. Aquí vamos a enumerar algunos de los puntos positivos que tiene la práctica diaria en nuestra vida. 

Mejora la salud emocional

La práctica continua de la meditación trabaja la salud y emocional de los individuos. Mejora la imagen que tienen las personas sobre sí mismas y eso resulta en una proyección más positiva de sí con el mundo.

La meditación efectúa, de alguna forma, cambios estructurales en el pensamiento y en las maneras de apreciar los momentos difíciles de la vida. Eso significa, que incrementa el optimismo y la felicidad. La práctica continua de la meditación puede hacer que todos estos beneficios se mantengan a largo plazo, por ende, cambia la vida de las personas.

Mejora la salud mental

La armonía entre la respiración y la concentración disminuye los estados y episodios de desequilibrios mentales como la ansiedad y la depresión

El sistema endocrino es el encargado de decirle al cuerpo cuándo hay alguna amenaza y lo prepara para defenderse o, cuándo puede relajarse. En ese sentido, el cuerpo reacciona ante las alarmas –con ansiedad o estrés- y a la pasividad. 

Está comprobado que la meditación ayuda a controlar el sistema endocrino y el sistema nervioso, como un mecanismo que regula las funciones corporales reduciendo, considerablemente, los episodios de miedo y ataques de pánico en pacientes con ansiedad leve o moderada.

Hay cientos de estudios que comprueban la eficiencia de la meditación como terapia para relajar y aliviar los miedos cuando ellos se convierten en un estado constante en los seres humanos. 

Trabaja la memoria y la concentración

Al ser una actividad relacionada directamente con la mente, mejora la memoria y la concentración. La idea de mantener la conciencia centrada sobre un pensamiento en específico trabaja el intelecto.

Cuando los niños tienen problemas para concentrarse, las terapias infantiles abordan diversos juegos y actividades que le obligan a mantener la atención fija sobre un objeto en específico mientras se ejecutan otros. En este mismo sentido, la meditación refuerza el cerebro y comprueba que los practicantes mejoran considerablemente las habilidades de memorización y concentración.

Hay estudios que comprueban que los niños y jóvenes que practican meditación son más eficientes en la escuela y aumentan el récord académico.

Ayuda en la conciliación del sueño

Como ya sabemos, la meditación infringe en el sistema endocrino y nervioso, cuya función está en emitir estados de alarma y pasividad en el cuerpo. En ese sentido, al reducir la excitación en ellos, permite que los individuos descansen y concilien el sueño con mayor facilidad.

Relaja, en simultáneo, el cuerpo y la mente para obtener un descanso natural libre de la dependencia de fármacos. Por consiguiente, el individuo también mejora la calidad y la cantidad de sueño.

Equilibra el ritmo del corazón

Al disminuir los estados de miedo y alerta, el corazón trabaja con tranquilidad y ralentiza el ritmo. La meditación ayuda a incrementar el flujo de sangre del corazón a todo el cuerpo, lo que resulta en un punto positivo para la salud cardiovascular. Disminuye la presión arterial, el estrés y coopera con un mejor rendimiento del corazón.

Estas no son teorías basadas en las creencias de los practicantes, la Fundación Española del Corazón (FEC) considera que la meditación es una alternativa eficiente y disminuye el riesgo de sufrir ataques al corazón. 

Los estudios revelan que la meditación reduce en un 48 % las probabilidades de morir por algún problema relacionado al corazón.

Tips para practicar meditación en casa correctamente

Como dejamos claro, la meditación es una práctica realmente eficiente en todos los sentidos de la vida. Para eso, queremos regalarte unos trucos para practicar en casa esta filosofía ancestral:

Utiliza ropa cómoda

Para relajarte y practicar la meditación debes utilizar ropa holgada. Olvídate de los zapatos, los brazaletes, relojes o cualquier prenda ajustada.

Escoge un lugar tranquilo

El lugar donde vas a desarrollar la práctica es fundamental, para ello, necesitas encontrar una habitación donde reine el silencio y la paz. Si deseas practicar la meditación fuera de casa, puedes ir a la orilla del mar, en un espacio abierto con plantas o un parque silencioso.

Adopta la postura correcta

La meditación requiere que los individuos adopten una postura correcta: sentarse con la espalda recta y relajar los brazos y los hombros. Hay quienes les resulta más cómodo sentarse en una silla o estar de rodillas, todo dependerá de tu comodidad.

Concentrarse en la respiración 

Con los ojos cerrados, centra tu mente en un objetivo en específico o en la respiración. Inhala y exhala lentamente hasta que tu mente esté completamente concentrada en tu respiración.

Acepta tus pensamientos y sentimientos

La meditación es una práctica que cree que el bienestar psicológico proviene de aceptar todo aquello que no nos gusta. Por eso, si durante el proceso llegan pensamientos, problemas, dudas y más, el individuo debe aceptarlos y déjalos ir. La idea es concentrarse en lo que se necesita y dejar fluir las demás cosas.

Hazlo rutina

Se recomienda que esta actividad forme parte de un proceso rutinario para ver los beneficios a largo plazo. Es fundamental que, cuando se está comenzando, la meditación sea por un tiempo corto que, progresivamente, vaya aumentando.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
4 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad