junio 22, 2021

Insomnio cronico

Insomnio agudo vs. insomnio crónico | insomnio

Insomnio crónico: Tratamiento no farmacológico MUNEEZA KHAN, MD, y DAVID L. MANESS, DO, MSS, University of Tennessee Health Science Center, Memphis, Tennessee Am Fam Physician, 15 de diciembre de 2015, 92(12):1058-1064.
El insomnio se caracteriza por la dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido o despertarse temprano a pesar de tener la oportunidad de dormir, que se asocia con el deterioro del funcionamiento diurno y se produce al menos tres días a la semana durante al menos un mes, según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, 3ª edición (ICSD-3).
1 La tabla 1 contiene los requisitos completos de la CIDS-3. 1.2 Según la CIDS-3, existen tres categorías principales de insomnio: de corta duración, crónico y otras formas. El insomnio puede ser agudo (que dura hasta tres meses) o crónico (que dura más de tres meses). Para iniciar el tratamiento, no deben cumplirse todas las condiciones, dependiendo de la gravedad del trastorno. 1 LO QUE ES NUEVO EN ESTA ÁREA: TRATAMIENTO DE LA INSOMNIA Aunque la combinación de la terapia de regulación de estímulos y de restricción del sueño produce una respuesta al tratamiento comparable a la de cualquiera de las dos terapias por separado, la terapia multicomponente está relacionada con una mayor tasa de remisión (ausencia de insomnio después del tratamiento). Pulse para ampliar

Una mejor salud: insomnio crónico

Estoy en mi habitación, escuchando los sonidos de todos los demás que duermen en mi casa. Está Ivry, mi labrador negro de 10 años que duerme a mi lado, los silenciosos gemidos de Wiggins, el nuevo cachorro de labrador amarillo de 3 meses de la familia, mientras duerme en su jaula, y los numerosos bufidos y gruñidos de mis tres hijos pequeños (de 9, 7 y 5 años) mientras duermen en sus habitaciones al otro lado del pasillo.
Según el CDC, parece que padezco insomnio, un trastorno del sueño que afecta regularmente a un 10% de la población. Y me ocurre casi todas las noches de la semana. Normalmente, me tomaría un somnífero como el zolpidem (Ambien) a esta hora para inducir el sueño, pero últimamente lo evito. No me gusta tener que forzarme a dormir, y las investigaciones han demostrado que las mujeres son más vulnerables a sus efectos secundarios, por lo que la FDA sugirió recientemente reducir la dosis a la mitad.
Una nariz fría y húmeda me roza el costado, y un aliento de perro pegajoso y apestoso me llena la cara. Ivry me mira cuando abro los ojos. Murmuro algo. “¡No!”, exclama el interlocutor. Digo algo bruscamente, pero ella persiste, batiendo su pata hacia mí. Wiggins se une a los gemidos, dando lugar a una cacofonía de ladridos y gemidos. Salgo a trompicones de la cama, busco mis gafas y saco a los dos perros para que orinen y desayunen. No hay manera de que pueda volver a la cama para descansar un poco más: Wiggins está en modo acelerado ahora mismo. Me tambaleo hasta mi Keurig, la cargo con agua y la enciendo tranquilamente. Va a ser un día de seis tazas de café.

Cómo vencer el insomnio crónico

El insomnio es el trastorno del sueño más común en Estados Unidos, y afecta a un tercio de la población. El insomnio se describe como una dificultad para iniciar el sueño, mantenerlo de forma constante o tener una mala calidad del mismo, según la tercera edición de la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño (ICSD-3). Estos síntomas se manifiestan a pesar de disponer de suficientes oportunidades y circunstancias para dormir, lo que provoca una disfunción diurna. El insomnio crónico puede tener un efecto negativo en el bienestar, la calidad de vida y el rendimiento académico, así como aumentar el riesgo de accidentes de tráfico, la eficiencia laboral, la irritabilidad y la somnolencia diurna. Esta actividad explora las causas, la fisiopatología y los síntomas del insomnio, así como la función del equipo interprofesional en su tratamiento.
El insomnio afecta a entre el diez y el quince por ciento de la población general. En Estados Unidos, en 2010 se registraron aproximadamente 5,5 millones de visitas a la consulta relacionadas con trastornos del sueño. Aunque afecta a personas de todas las edades, es más frecuente en mujeres en la etapa perimenopáusica y posmenopáusica, así como en adultos mayores.

La terapia conductual mejora el insomnio crónico sin medicamentos

Los insomnes tienen problemas para conciliar el sueño, mantenerse dormidos o tener un sueño lo suficientemente reparador. El insomnio es un trastorno del sueño que afecta a muchas personas. La falta de sueño puede provocar problemas de salud como diabetes, hipertensión y aumento de peso con el tiempo. Los cambios en el comportamiento y el estilo de vida le ayudarán a dormir mejor. Los somníferos y la terapia cognitivo-conductual (TCC) también pueden mejorar.
La mayoría de los adultos necesitan entre siete y nueve horas de sueño por noche, aunque la cantidad de sueño necesaria para funcionar de forma óptima varía de una persona a otra. Es tan importante dormir lo suficiente como hacerlo. Dar vueltas en la cama y despertarse a menudo es casi tan malo para el bienestar como no poder dormir.
Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir insomnio. El sueño puede verse interrumpido por el embarazo y los cambios hormonales. El sueño también puede verse afectado por cambios hormonales como el síndrome premenstrual (SPM) o la menopausia. A partir de los 60 años, el insomnio es más frecuente. Debido a los cambios físicos asociados a la edad, así como a las afecciones médicas o a los fármacos que interrumpen el sueño, las personas mayores pueden tener menos probabilidades de dormir bien.

Te pueden interesar

5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad