junio 24, 2021

Ansiedad e insomnio

Cómo lidiar con el insomnio y la ansiedad durante el covid-19 – primero

Puedes tener problemas para dormir si estás pasando por un momento estresante en tu vida, si se acerca un acontecimiento temido o si estás emocionado por algo. También puede ser incapaz de conciliar el sueño debido al jet lag o a una condición médica aguda.
El insomnio viene determinado sobre todo por la forma en que se interpreta el sueño. Por ello, varía de una persona a otra, ya que, mientras algunas personas creen que seis horas de sueño son suficientes, otras creen que quieren ocho o más. No es que se necesite una cantidad determinada de horas de sueño y que, si no se duerme lo suficiente, se desarrolle el insomnio.
En Australia, una de cada tres personas sufrirá insomnio en algún momento de su vida. Además, se prevé que el 10% de los australianos sufrirá insomnio moderado en algún momento de su vida.
“No puedo dormir porque estoy nerviosa, y mis síntomas de ansiedad se intensifican cuando no duermo lo suficiente. Para mí, una noche típica consiste en estar despierto durante dos o tres horas intentando conciliar el sueño, y despertarme cada hora más o menos con una fuerte ansiedad en mitad de la noche. Intento agotarme físicamente durante el día, pero parece que nunca me canso. Es muy agravante; cuanto más tarde llega el día, más nerviosa me pongo porque sé que tendré que acostarme pronto”.

Cómo conciliar el sueño – apague la preocupación y el insomnio con esto

¿Los pensamientos de su cabeza no se ralentizan cuando apaga las luces por la noche? En lugar de relajarse, se ve bombardeado por preocupaciones que van desde el pago puntual de la factura de la tarjeta de crédito hasta una reunión pendiente con su jefe. El constante parloteo sobre lo que podría ocurrir mañana es un síntoma de ansiedad, y puede dificultar el sueño de muchas personas.
El número de personas que sufren ansiedad, según el Instituto Nacional de Salud Mental, es abrumador. La ansiedad ha superado a la depresión como el problema de salud mental más común en Norteamérica, afectando a casi 40 millones de personas (el 18% de los adultos). Dado que muchas personas con ansiedad no son conscientes de su condición o se niegan a buscar atención, algunas cifras sitúan la cifra en torno al 30%.
La ansiedad es una parte vital de un ciclo tóxico en lo que respecta al sueño, ya que dificulta conciliarlo y mantenerlo. Además, se convierte en una fuente de preocupación en sí misma, exacerbando la ansiedad original: un caso clásico del dilema del huevo y la gallina. ¿Fue el miedo lo que desencadenó el mal sueño, o fue la ansiedad lo que provocó el mal sueño? Los expertos dicen que uno alimenta al otro.

Sueño, ansiedad e insomnio: cómo dormir mejor cuando

Los problemas de sueño son comunes en las personas con trastorno de pánico, ataques de pánico y otros trastornos de ansiedad.

¿pueden las aplicaciones de seguimiento del sueño provocar ansiedad e insomnio?

El insomnio (dificultad para conciliar el sueño o para mantenerlo, o ambas cosas), los ataques de pánico y otros problemas de sueño son ejemplos de ello. Dado que la falta de sueño puede intensificar los síntomas de ansiedad, es importante solucionar estos problemas de sueño.
Muchas personas que sufren trastornos de ansiedad luchan por controlar sus pensamientos y preocupaciones negativas. Las personas que sufren un trastorno de pánico están demasiado familiarizadas con la desagradable sensación de preocupación constante. Tal vez le preocupen los acontecimientos recientes, su situación actual o lo que le espera en el futuro. Puede que le preocupen su trabajo, sus relaciones y otras obligaciones.
Independientemente de la raíz de su ansiedad, estos sentimientos de intranquilidad pueden causar tensión, impidiéndole tener una buena noche de sueño. Preocuparse hasta altas horas de la noche dificultará que se relaje y descanse lo que necesita.
Los ataques de pánico son el síntoma más común del trastorno de pánico, pero también pueden estar relacionados con la agorafobia, la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y las fobias únicas. El síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) son dos condiciones médicas que pueden estar relacionadas con estos ataques.

¿ansiedad? ¿insomnio? ¿ataques de pánico? haga esto.

Los trastornos del sueño se caracterizan por patrones de sueño irregulares que perjudican el funcionamiento físico, mental y emocional. El estrés o la ansiedad, así como una serie de otros problemas, pueden provocar una noche de insomnio.
La apnea del sueño (ronquidos fuertes causados por una vía respiratoria obstruida), el sonambulismo y la narcolepsia son trastornos del sueño muy populares (quedarse dormido espontáneamente). El síndrome de las piernas inquietas y el bruxismo (rechinar de dientes mientras se duerme) son otros dos trastornos que pueden causar problemas de sueño.
Las alteraciones del sueño también se observan en casi todos los trastornos psicológicos, según los estudios. El insomnio crónico también se ha relacionado con un mayor riesgo de trastornos de ansiedad, según las investigaciones.
Los trastornos del sueño hacen que las personas corran el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, insuficiencia cardíaca, latidos irregulares del corazón, infarto de miocardio, hipertensión arterial, derrame cerebral, diabetes y obesidad, además de trastornos de ansiedad y del estado de ánimo.
Consulte a un médico de atención primaria, a un especialista en salud mental o a una clínica de trastornos del sueño si cree que tiene un trastorno del sueño. La medicación para el sueño y la terapia cognitivo-conductual, que enseña a reconocer y modificar los hábitos que causan problemas de sueño, son dos estrategias terapéuticas.

Te pueden interesar

5 min de lectura
5 min de lectura
6 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad