septiembre 27, 2021
Vision distorsionada por estres

Vision distorsionada por estres

Blurred vision – don’t give up (peter gabriel cover)

La ansiedad es una emoción angustiosa que todos experimentamos de vez en cuando. Sudoración, ritmo cardíaco acelerado y, si la sensación es lo suficientemente fuerte, algunos dicen que puede causar visión borrosa1,2.
En este artículo, veremos si la ansiedad puede causar visión borrosa, así como otros posibles desencadenantes y cómo solucionar el problema. También veremos cómo el estrés y la ansiedad pueden afectar a la visión.
Cuando está nervioso, deprimido o sufre un ataque de pánico, su cuerpo libera adrenalina como parte de su respuesta de “lucha o huida”, que le prepara para luchar o huir del peligro que tiene delante. Esto ejerce presión sobre los ojos, provocando visión de túnel, moscas volantes, ráfagas de luz y, probablemente, visión borrosa (aunque no hay pruebas suficientes que lo demuestren). Los ojos también pueden volverse sensibles a la luz, sentirse tensos, temblar o estar excesivamente secos o húmedos2. Por último, la ansiedad extrema puede provocar mareos, lo que puede hacer que se sienta como si la visión fuera borrosa.

La neuritis óptica en la esclerosis múltiple

El Día Nacional de Concienciación sobre el Estrés es el miércoles 6 de noviembre de 2019, y es un recordatorio perfecto para pensar en su salud y encontrar formas de aliviar el estrés. Esto es importante porque el estrés constante tiene un efecto negativo en su cuerpo, incluyendo sus ojos. Cuando estás estresado, tu cuerpo puede entrar en modo de lucha o huida y responder de diversas maneras. Cuando estás cansado, ¿qué le ocurre a tu visión? Los problemas de visión relacionados con el estrés suelen ser sólo temporales y desaparecerán hasta que deje de estar ansioso. Si esto no ocurre, puedes visitar a tu óptico para asegurarte de que no hay problemas oculares subyacentes. Cuando está nervioso, sus pupilas se dilatan automáticamente para ayudarle a ver mejor. Si está constantemente estresado o se encuentra en un entorno de mucho estrés, su visión puede verse afectada. Puede experimentar uno, todos o ninguno de los siguientes síntomas dependiendo de cómo responda su cuerpo a las situaciones de estrés.

¿es normal tener la visión borrosa durante los mareos?

El estrés activa la respuesta de “lucha o huida”, que nos permite decidir cómo responder a situaciones potencialmente peligrosas. Aunque nuestro cuerpo es maravilloso, el reflejo natural no distingue entre los estresantes prehistóricos para los que fue diseñado, como los tigres, y los estresantes modernos del trabajo o la vida familiar. Cuando estamos estresados, las pupilas de nuestros ojos se dilatan para ayudarnos a ver mejor. Cuando estamos constantemente nerviosos, nuestras pupilas se dilatan, lo que puede desencadenar una serie de problemas.
A todos nos afecta el estrés de diversas maneras. Una persona puede experimentar todos estos síntomas mientras que otra sólo experimenta algunos. Sin embargo, tanto si los tienes como si no, los músculos que cubren tus ojos se vuelven rígidos, lo que puede causar dolor o migrañas.
Si ha experimentado alguno de estos signos, puede utilizar algunos métodos para ayudar a desestresarse. El ejercicio y la respiración profunda relajan el cuerpo y calman el sistema nervioso parasimpático, que regula la respuesta de lucha o huida.

Cambios en la visión y ansiedad – cómo están conectados

Te duelen los ojos y te cuesta ver por las tardes cuando llegas a casa del trabajo. Han pasado muchas cosas, pero aparte de los ojos, te sientes bastante bien. Piensas que es una buena idea ir al oftalmólogo, pero ¿es posible que sea sólo el estrés? Compruébalo.
El estrés es una reacción normal ante un peligro percibido en el entorno inmediato. Antes de la sociedad moderna, eso significaba algo peligroso como un animal salvaje o una tribu vecina hostil. Hoy en día, significa tareas laborales difíciles, incertidumbre financiera, problemas de pareja o un cambio de vida importante, como trasladarse a una nueva zona.
Por desgracia, cuando sufrimos estas fuentes “no físicas” de estrés, se activan los mismos mecanismos físicos. La adrenalina aumenta nuestro ritmo cardíaco, mejora nuestro metabolismo y dilata nuestras pupilas durante las situaciones de “lucha o huida”, todo ello para mejorar nuestra capacidad de responder rápidamente en caso de emergencia. Estas consecuencias no sólo son en gran medida innecesarias para la mayoría de nosotros, sino que además desgastan la salud cuando se dejan sin atención durante largos periodos de tiempo. Esto tiene implicaciones específicas para la salud ocular.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad