agosto 3, 2021
Estres oxidativo y cancer

Estres oxidativo y cancer

Cáncer de pulmón: el papel del estrés oxidativo

Aunque el oxígeno es necesario para la vida, el cáncer está causado por la química del oxígeno y la oxidación. Cuando se forman radicales libres en el interior de las células de la próstata, éstas sufren una oxidación, que es una reacción química natural. En cada átomo de oxígeno se adhieren dos electrones. Los electrones se dispersan cuando el átomo se rompe por el calor o la luz, dejando radicales de oxígeno no apareados. Estos radicales son libres y comienzan un proceso que rompe las estructuras celulares normales, causando daños y fomentando el crecimiento del cáncer. Cuantos más radicales libres haya, mayor será el riesgo de cáncer.
Este proceso es parecido a lo que ocurre cuando se corta una manzana y se expone la pulpa al oxígeno del aire, lo que hace que se dore. Los radicales de oxígeno se forman cuando los átomos de oxígeno del aire interactúan con el azúcar de la manzana. Estos radicales descomponen u oxidan la pulpa de la manzana y ésta empieza a pudrirse.
La pulpa interior de la manzana no se oxida mientras la piel exterior la proteja del oxígeno. Sin embargo, cuando se eliminan los “antioxidantes” protectores, se permite que el daño por oxidación continúe sin obstáculos. Del mismo modo, nuestro cuerpo cuenta con una serie de sofisticadas defensas antioxidantes. Sin embargo, cuando estas protecciones se rompen, las células cancerosas se forman y son capaces de prosperar.

Especies reactivas de oxígeno (ros): señalización y estrés oxidativo

un resumen

Examinar el papel del estrés oxidativo y el daño al adn

La idea de que el envejecimiento está relacionado con el aumento del estrés oxidativo y el riesgo de cáncer es fundamental en los estudios de gerociencia. En consecuencia, es probable que los cánceres que se desarrollan como resultado del envejecimiento muestren signos de un elevado estrés oxidativo. Estudios recientes sobre la expresión génica en casos de cáncer de mama controlados por la edad demuestran que esta deducción es incorrecta, lo que plantea una visión paralela de estos dos paradigmas y pone de relieve la cuestión no resuelta de si el envejecimiento causa o simplemente permite el crecimiento del cáncer.

Cáncer y salud mental

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. La etiología del cáncer está relacionada con factores tanto ambientales como de herencia genética. Alrededor del 90% de los cánceres humanos están causados por el medio ambiente (herencia no genética), sobre todo por decisiones relacionadas con el estilo de vida (tabaquismo, dieta, radiación UV), y el resto por infecciones y exposición a sustancias químicas. El cáncer es una enfermedad de múltiples etapas caracterizada por mutaciones y una proliferación celular incontrolable. Según los estudios, el estrés oxidativo y el daño oxidativo desempeñan un papel causal y contributivo en el inicio y la progresión del cáncer.
El objetivo de este artículo es analizar cómo el estrés oxidativo y las especies reactivas del oxígeno intervienen en el crecimiento del cáncer. El aumento del estrés oxidativo en la célula es inducido por fuentes tanto endógenas como exógenas de especies reactivas de oxígeno. El exceso de gases reactivos de oxígeno puede destruir y modificar las macromoléculas celulares, sobre todo el ADN genómico, lo que puede dar lugar a mutaciones. Además, el estrés oxidativo afecta a la expresión de los genes implicados en la reparación del ADN, la proliferación celular y los antioxidantes. La activación o supresión de los factores de transcripción y de los segundos mensajeros es una de las formas en que el estrés oxidativo modula la expresión de los genes. En la evaluación del posible riesgo de cáncer en humanos, los polimorfismos nucleares únicos desempeñan un papel importante en la reparación oxidativa del ADN y los antioxidantes enzimáticos.

Nic 14c: ¿qué es el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo se produce cuando hay una discrepancia entre la manifestación sistémica de especies reactivas de oxígeno y la capacidad de un sistema biológico para desintoxicar eficazmente los intermediarios reactivos o reparar el daño que causan. Las alteraciones del estado redox normal de una célula pueden contribuir al desarrollo de peróxidos y radicales libres, que pueden afectar a todos los componentes de la célula, incluidas las proteínas, los lípidos y el ADN. Los daños en las bases y las roturas de la cadena del ADN son causados por el estrés oxidativo del metabolismo oxidativo. Las especies reactivas de oxígeno (ROS), como el O2 (radical superóxido), el OH (radical hidroxilo) y el H2O2, causan daños en las bases en la mayoría de los casos (peróxido de hidrógeno). 1º Además, en la señalización redox, ciertas especies oxidativas reactivas sirven como mensajeros celulares. Como consecuencia, el estrés oxidativo puede interrumpir las vías de señalización celular normales.
Desde el punto de vista químico, el estrés oxidativo está vinculado a un aumento de la actividad de las especies oxidantes o a una reducción sustancial de la eficacia de las defensas antioxidantes, incluido el glutatión.
[21] a Las consecuencias del estrés oxidativo son proporcionales a la magnitud de estos cambios, y la capacidad de una célula para soportar pequeñas perturbaciones y volver a su estado original depende de la magnitud de estos cambios. Por otro lado, un estrés oxidativo más extremo puede provocar la muerte de la célula, e incluso una oxidación leve puede causar apoptosis, mientras que un estrés más grave puede provocar necrosis. (#22)

Te pueden interesar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad