agosto 3, 2021
Estres laboral enfermeria

Estres laboral enfermeria

#voicesthatcare: cómo gestiono el estrés como enfermera

PS y ER fueron los responsables de la concepción del estudio, la recogida de datos y el análisis estadístico. El manuscrito fue redactado por TA y revisado por MM. El manuscrito también fue redactado y revisado por PP, LL y DN en cuanto a material intelectual esencial. EP finalmente ha terminado de editar el manuscrito y también ha contribuido significativamente al análisis de datos. El manuscrito final ha sido leído y aceptado por todos los colaboradores.
Los comités de ética del Hospital General público de Messinia y de tres unidades privadas (la Enfermería Messinia “Lito”, la Unidad de Diálisis “Mediterráneo” y el Centro de Rehabilitación “Diaplasis”) aprobaron el informe. Los participantes en este estudio recibieron una carta con detalles adicionales sobre el objetivo del estudio; la participación era voluntaria y los datos serían tratados con confidencialidad. En consecuencia, completar el cuestionario se consideró un consentimiento informado.
Abierto al público Este artículo tiene licencia de Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su libre uso, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se incluya un enlace a la licencia de Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. A menos que se indique lo contrario, los datos de este artículo están sujetos a la renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/).

Cómo afrontar situaciones de gran estrés como enfermera

En enfermería, el estrés es inevitable, por lo que es importante gestionarlo. El bienestar de las enfermeras y de los pacientes puede verse comprometido por los altos niveles de estrés y los problemas de salud mental asociados. El malestar psicológico conduce al agotamiento del personal y a problemas de retención al aumentar la probabilidad de cometer errores médicos.
Si el estrés no se controla, puede provocar problemas físicos como la hipertensión o el insomnio, así como problemas de salud mental como la depresión o la ansiedad. Afortunadamente, existen diversas técnicas de gestión del estrés que los enfermeros pueden utilizar para mejorar su bienestar general y seguir siendo productivos en su empleo. Los educadores y líderes de enfermería también pueden ayudar a aliviar la tensión entre las enfermeras.
Incluso en circunstancias normales, las exigencias mentales y físicas de la enfermería son extraordinarias. Las enfermeras trabajan muchas horas y realizan tareas físicamente exigentes, manteniendo un alto nivel de vigilancia mientras toman decisiones y realizan tareas que pueden tener implicaciones de vida o muerte. Rodeadas de enfermedad y muerte, las enfermeras proporcionan tratamiento no sólo a los pacientes sino también a sus familias, ofreciendo apoyo a personas que a menudo están temerosas, enfadadas o afligidas.

Las enfermeras reducen el estrés en un 40% con medidas de relajación en

Levantar y agacharse con frecuencia, cambiar los turnos o las listas de turnos, las condiciones de trabajo ruidosas y las largas jornadas son posibles factores de estrés físico en el día a día de una enfermera. Las enfermeras que trabajan en el turno de noche pueden experimentar alteraciones en sus patrones circadianos normales, lo que puede hacerlas más susceptibles de enfermar. Además, muchas enfermeras están expuestas habitualmente a infecciones y sustancias tóxicas. La mente de una enfermera puede verse influenciada por el mero miedo a contraer una enfermedad, sobre todo ante el aumento de la resistencia. Por último, dado que la edad media de una enfermera es ahora de 45 años, muchas ya no están tan en forma como antes.
Reconozcámoslo: cuidar de los demás puede ser emocionalmente agotador. Muchas enfermeras sienten tensión como consecuencia de ello, así como de las diversas relaciones interpersonales que se establecen en el trabajo (compañeros, pacientes, familias, etc.). Las enfermeras se enfrentan a dificultades emocionales cuando tienen que hacer frente a circunstancias difíciles o trágicas, como cuidar y lidiar con un moribundo. Aunque los cambios sociales han aumentado la tensión, como el mayor riesgo de pacientes violentos o abusivos.

Cómo lidiar con un director de enfermería estresado o estresante

El estrés laboral es una de las condiciones más difíciles de afrontar, especialmente cuando se produce durante el horario de trabajo. Las enfermeras tienen fama de trabajar en condiciones físicamente estresantes, con largas jornadas de trabajo y grandes cargas de trabajo. No es de extrañar, pues, que los miembros de esta profesión puedan sentirse agotados y deprimidos a diario.
Sin embargo, dado que el estrés puede tener un efecto negativo sobre el estado de ánimo y el rendimiento laboral, los enfermeros deben conocer las estrategias para afrontarlo y volver al trabajo con una mentalidad positiva, sobre todo porque su bienestar puede repercutir directamente en sus pacientes.
Dado que el estrés laboral tiene un impacto negativo en la economía, debería ser una prioridad tanto para los trabajadores como para los empresarios. El estrés laboral es la segunda enfermedad remunerada más común en Australia (1).
El primer paso para aprender a manejar el estrés es reconocerlo. El estrés es una emoción difícil de describir porque todos tenemos diferentes interpretaciones y umbrales para él. El estrés, por otra parte, es una reacción emocional, mental y física que las personas tienen cuando se encuentran en situaciones estresantes (2).

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad