junio 22, 2021
Enfermedades causadas por el estres

Enfermedades causadas por el estres

Más allá del estrés y la ansiedad: cómo afecta el estrés al cuerpo y

El estrés es una reacción natural a las tensiones o exigencias en el trabajo, sobre todo si se perciben como amenazantes o perjudiciales. Las hormonas, que son sustancias químicas del cerebro, se precipitan por el cuerpo, provocando el estrés. Las personas sudan, respiran más rápido, relajan sus músculos y se preparan para actuar cuando se liberan estas hormonas. El sistema de alerta de una persona -su respuesta de “lucha o huida”- se activa para protegerla cuando esto ocurre.
Un cierto nivel de tensión es inevitable en la vida cotidiana. El estrés en pequeñas dosis ayuda a las personas a cumplir los plazos, a estar preparadas para las presentaciones, a ser eficaces y a llegar a tiempo a los acontecimientos importantes. El estrés a largo plazo, en cambio, puede ser negativo. Cuando el estrés es excesivo y dura demasiado, aumentan las posibilidades de sufrir problemas médicos y de salud mental.
El estrés a largo plazo aumenta el riesgo de problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión, así como problemas de abuso de drogas, problemas de sueño, malestar y problemas físicos como la tensión muscular. También aumenta el riesgo de padecer problemas médicos como dolores de cabeza, problemas estomacales, un sistema inmunitario comprometido, infertilidad, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

El estrés psicológico está relacionado con las enfermedades autoinmunes

Los trastornos mentales causados por una reacción atípica a la ansiedad, tanto a corto como a largo plazo, provocada por el estrés físico, mental o emocional, se conocen como trastornos relacionados con el estrés. El trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de estrés postraumático son dos ejemplos de estos trastornos. 1º
El estrés es un sentimiento psicológico consciente o inconsciente o una condición física que se produce cuando las capacidades de adaptación se ven desbordadas por una “presión positiva o negativa” física o mental. Es un proceso psicológico caracterizado por respuestas psicológicas dirigidas a la adaptación que se desencadena por acontecimientos que afectan, hieren o desafían a un organismo o superan los recursos de afrontamiento disponibles. El desgaste del organismo provocado por los agentes estresantes se conoce como estrés. Los agentes estresantes, según Hans Selye, pueden ser de naturaleza física, conductual, psicológica o sociocultural.
Cuando las interacciones positivas o negativas (por ejemplo, las amenazas) ponen a prueba o superan temporalmente las capacidades de adaptación, el individuo está estresado. El estrés es muy personal y en él influyen factores como la novedad, el ritmo, la gravedad, la duración o la percepción personal de la entrada, así como factores genéticos y experienciales. La morbilidad de los trastornos de ansiedad puede verse exacerbada por el estrés tanto agudo como crónico. La felicidad de una persona puede ser la fuente de estrés de otra. Por ejemplo, cuando una persona con predisposición a sufrir ataques de pánico se ve sometida a factores estresantes, los ataques de pánico son más probables.

¿qué le hace el estrés a su cuerpo?

Los seres humanos y los animales responden al estrés de forma diferente. Algunas personas desarrollan síntomas de enfermedad tras exponerse al estrés de forma regular, mientras que otras son resistentes y no enferman. Las causas de estas distintas reacciones han sido un misterio durante mucho tiempo. Los científicos del Instituto Max Planck de Psiquiatría han identificado la estructura molecular del receptor AMPA, un lugar de unión habitual en el sistema nervioso central, como posible causa de las diferencias. Este receptor se une al neurotransmisor glutamato, responsable de la mediación del impulso nervioso. Este hallazgo podría ayudar algún día a predecir el riesgo individual de padecer enfermedades relacionadas con el estrés. (Journal of Neuroscience, 15 de diciembre de 2010, publicación en línea anticipada)
Todo el mundo responde al estrés a su manera: Mientras que el estrés crónico o incluso un único suceso muy estresante, como una experiencia traumática, puede provocar trastornos psiquiátricos como la depresión o el trastorno de estrés postraumático en algunas personas, otras permanecen sanas. Al final, la composición biológica de un individuo determina su capacidad de resistencia al estrés. Sin embargo, los mecanismos moleculares implicados siguen siendo en gran medida desconocidos.

Estrés mental: síntomas, signos, causas y tratamientos 1/5

Todo el mundo está expuesto al estrés en algún momento de su vida. Hay varias formas de estrés, cada una de las cuales supone un riesgo para la salud física y mental. Un factor estresante puede ocurrir sólo una vez o durante un breve período de tiempo, o puede ocurrir continuamente a lo largo del tiempo. Algunas personas son mejores que otras para afrontar el estrés y recuperarse de incidentes traumáticos.
El estrés indica al cuerpo que se prepare para hacer frente a una amenaza o para escapar a un lugar seguro en una situación amenazante. El corazón se acelera, la respiración se acelera, los músculos se relajan y el cerebro utiliza más oxígeno y se vuelve más activo en estas situaciones, todas ellas funciones destinadas a la supervivencia y en respuesta al estrés. El estrés puede inspirar a las personas en circunstancias que no ponen en peligro su vida, como cuando tienen que hacer un examen o una entrevista para un nuevo trabajo.
Controlar las consecuencias del estrés crónico puede ser difícil. El cuerpo nunca recibe una señal fuerte para volver al funcionamiento normal, ya que la fuente de estrés a largo plazo es más constante que el estrés agudo. Esas mismas reacciones vitales del cuerpo dañarán los sistemas inmunológico, digestivo, cardiovascular, del sueño y reproductivo cuando se someten al estrés crónico. Algunas personas pueden tener sólo síntomas digestivos, mientras que otras pueden tener dolores de cabeza, insomnio, depresión, rabia o irritabilidad.

Te pueden interesar

5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad