junio 16, 2021
El estres es una enfermedad

El estres es una enfermedad

Estrés y adaptación

El estrés es una reacción natural a las tensiones o exigencias en el trabajo, sobre todo si se perciben como amenazantes o perjudiciales. Las hormonas, que son sustancias químicas del cerebro, se precipitan por el cuerpo, provocando el estrés. Las personas sudan, respiran más rápido, relajan sus músculos y se preparan para actuar cuando se liberan estas hormonas. El sistema de alerta integrado de una persona -su respuesta de “lucha o huida”- se activa para protegerla cuando esto ocurre.
Un cierto nivel de tensión es inevitable en la vida cotidiana. El estrés en pequeñas dosis ayuda a las personas a cumplir los plazos, a prepararse para las presentaciones, a ser eficaces y a llegar a tiempo a los acontecimientos importantes. El estrés a largo plazo, en cambio, puede ser negativo. Cuando el estrés es excesivo y dura demasiado, aumentan las posibilidades de sufrir problemas médicos y de salud mental.
El estrés a largo plazo aumenta el riesgo de problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión, así como de problemas de abuso de drogas, problemas de sueño, malestar y síntomas físicos como la tensión muscular. También aumenta el riesgo de padecer problemas médicos como dolores de cabeza, problemas estomacales, un sistema inmunitario comprometido, infertilidad, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Gabor maté, cuando el cuerpo dice no: unidad mente/cuerpo y

Hay que distinguir entre presión y estrés. La presión puede ser una fuerza motivadora y constructiva, y siempre es necesaria en el trabajo. Tiene el potencial de ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y a mejorar nuestra eficacia. Cuando esta presión se vuelve excesiva, crea tensión. El estrés es una reacción normal al estar sometido a mucha tensión.
Cuando un individuo es incapaz de hacer frente a las exigencias que se le plantean, surge el estrés laboral. El estrés, incluido el relacionado con el trabajo, es una causa reconocida de enfermedad y se ha relacionado con altas tasas de bajas por enfermedad, rotación de personal y otros problemas como el aumento de los errores.
El estrés laboral puede afectar a cualquier nivel de la empresa, según estudios recientes, y no se limita a sectores, empleos o industrias específicos. Por ello, para abordarlo es necesario un enfoque que abarque a toda la población.
Para abordar el estrés laboral, el HSE ha establecido el enfoque de las normas de gestión; estas normas describen un conjunto de requisitos que, si están presentes, indican un alto nivel de salud, bienestar y eficiencia organizativa.

Dr. gabor maté: cómo el estrés puede causar enfermedades.

Las enfermedades relacionadas con el estrés surgen principalmente como resultado de nuestra frecuente activación de un sistema fisiológico que evolucionó para responder a emergencias físicas agudas, pero que encendemos durante meses, pensando en hipotecas, relaciones y promociones. (página 6)
Como ya se ha dicho, la respuesta al estrés está formada por un sistema sincronizado, aunque complejo, de reacciones fisiológicas que se desencadenan según sea necesario. Estas respuestas pueden ser útiles porque nos preparan para hacer frente a circunstancias que son potencialmente dañinas o amenazantes (por ejemplo, recordar a nuestro viejo amigo, el temible oso del sendero). Cuando las respuestas fisiológicas se prolongan, como puede ocurrir en respuesta al estrés continuo, el bienestar se ve perjudicado.
Cuando las reacciones que conforman la respuesta al estrés son persistentes o superan constantemente los rangos normales, pueden provocar un desgaste acumulado en el organismo, de forma similar a como el funcionamiento del aire acondicionado a toda potencia durante todo el verano provoca un desgaste. Por ejemplo, una persona sometida a mucho estrés en el trabajo puede desarrollar una presión arterial alta, que puede dañar el corazón y provocar un infarto o una insuficiencia cardíaca. A menudo, debido a que el funcionamiento del sistema inmunitario está comprometido, cualquier persona expuesta a altos niveles de la hormona del estrés, el cortisol, puede volverse vulnerable a infecciones o enfermedades (McEwen, 1998).

La relación entre el estrés y el sistema cardiovascular

Los seres humanos y los animales responden al estrés de forma diferente. Algunas personas desarrollan síntomas de enfermedad tras someterse al estrés a diario, mientras que otras son resistentes y no enferman. Las causas de estas distintas reacciones han sido un misterio durante mucho tiempo. La estructura molecular del receptor AMPA, un lugar de unión habitual en el sistema nervioso central, ha sido identificada ahora como posible causa de las diferencias por científicos que trabajan con ratones en el Instituto Max Planck de Psiquiatría. Este receptor se une al neurotransmisor glutamato, responsable de la mediación del impulso nervioso. Este descubrimiento podría ayudar algún día a predecir el riesgo individual de padecer enfermedades relacionadas con el estrés. (Journal of Neuroscience, 15 de diciembre de 2010, publicación en línea anticipada)
Todo el mundo responde al estrés a su manera: Mientras que el estrés prolongado o incluso un único acontecimiento muy estresante, como una experiencia traumática, puede provocar enfermedades psiquiátricas como la depresión o el trastorno de estrés postraumático en algunas personas, otras permanecen sanas. Al final, la composición biológica de un individuo dicta su capacidad de resistencia al estrés. Sin embargo, los mecanismos moleculares implicados siguen siendo en gran medida desconocidos.

Te pueden interesar

6 min de lectura
4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad