julio 27, 2021

Control de ansiedad y estres

Serie de vídeos asl: cómo controlar el estrés y la ansiedad

Si estás a punto de ir a una entrevista de trabajo o te sientes estresado por las acciones de tu hijo en el patio, es importante que tengas a mano algunas estrategias para reducir el estrés en este momento.
Las imágenes guiadas son similares a unas vacaciones mentales.
Puede consistir en visualizarte en tu “buen lugar”, por ejemplo, sentado en una playa, escuchando las olas, oliendo el mar y sintiendo la cálida arena bajo tus pies.
Simplemente cierre los ojos durante un minuto e imagínese en un entorno sereno. Piensa en todas las experiencias sensoriales que tendrías y anímate a sentirte como si estuvieras allí en persona. Cierra los ojos y vuelve al momento presente después de unos minutos.
Puedes idear un mantra para repetirlo en tu cabeza mientras respiras larga y profundamente. También puedes dedicar unos minutos a practicar la atención plena, que consiste en estar presente en el momento. Simplemente, concéntrate en lo que ves, oyes, saboreas, sientes y hueles.
Si te concentras en el presente, no podrás rumiar algo que ya ha sucedido ni preocuparte por algo que sucederá en el futuro. La meditación y la atención plena requieren tiempo para dominarlas, pero reducirán significativamente los niveles de estrés.

Hábitos diarios para reducir el estrés y la ansiedad

Cada día, millones de personas se ven afectadas por el estrés. Cuando estamos bajo presión, ya sea en nuestra vida personal o en el trabajo, nos sentimos ansiosos. El estrés es una reacción emocional y física ante circunstancias que nos hacen sentir amenazados o desequilibrados. Dolores de cabeza, náuseas, insomnio, mareos e incluso dolores de cuello y espalda o musculares son signos de estrés. El estrés también puede ser mortal en casos graves. El estrés puede tener un efecto de bola de nieve sobre los que lo afrontan, afectando a nuestros amigos y familiares. El secreto para lidiar con el estrés es reconocer los síntomas y aprender formas saludables de afrontarlo para poder seguir actuando con normalidad y disfrutar de una vida más feliz y funcional. Hay formas de manejar y afrontar el estrés laboral para quienes lo experimentan.
Afortunadamente, hay formas de ayudar a las personas a manejar su tensión. Podremos identificar mejor cuándo estamos agobiados y afrontarlo con mayor eficacia si comprendemos mejor por qué estamos estresados. El estrés en el trabajo puede convertirse en un problema importante, causando aún más estrés en casa. Tiene el potencial de convertirse en una bola de nieve. Es importante aprender a tratar y gestionar el estrés cuando lo experimentamos para que no sea tan grave en esos momentos difíciles. A continuación te presentamos varias técnicas para reducir el estrés que puedes utilizar en el trabajo:

Gestión del estrés 101: cómo lidiar con el estrés y

Con la medicación adecuada, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la concentración y una serie de estrategias de afrontamiento de la ansiedad, puedes recuperarte y controlar tus síntomas. Puede aprender las siguientes técnicas por su cuenta (a través de libros o clases, por ejemplo) o buscar el asesoramiento de un profesional cualificado. Gestión de la ansiedad Los trastornos de ansiedad pueden tratarse de varias maneras, entre ellas: Comprender la ansiedad El viejo adagio “la información es la fuerza” es cierto en este caso: saber todo lo que hay que saber sobre la ansiedad es crucial para la recuperación. Examinar la fisiología de la respuesta de “huida o lucha” del organismo, que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un riesgo inminente, es un ejemplo de educación. Esta reacción se activa de forma inapropiada en las personas con trastornos de ansiedad por circunstancias que normalmente son inofensivas. El control de los síntomas puede lograrse mediante la educación. La atención plena es un estado mental. Cuando una persona está nerviosa, puede perder la noción del tiempo y enfrascarse en pensamientos que le provocan ansiedad. La atención plena nos ayuda a devolver nuestra atención al momento presente y a dejar de lado los pensamientos intrusivos.

Gestión de la ansiedad y el estrés en tiempos de incertidumbre (sesión

La ansiedad y la tensión son aspectos inevitables y anticipados de la vida. Aunque los términos tensión y ansiedad suelen utilizarse indistintamente, no son intercambiables. Un estímulo externo, como un examen o una presentación próximos, suele ser la fuente de estrés. La irritabilidad, los síntomas físicos y la dificultad para dormir o concentrarse son algunos de los síntomas mentales y físicos que pueden experimentar las personas deprimidas. La ansiedad es un estado de preocupación constante y excesiva que continúa mucho después de que haya pasado el factor estresante. Los síntomas de ansiedad pueden imitar los que se producen cuando se está deprimido.
Los estudiantes universitarios son propensos a la ansiedad. Según la Evaluación Nacional de Salud Universitaria de Otoño de 2018 de la Asociación Americana de Salud Universitaria, el 63% de los estudiantes universitarios en los Estados Unidos experimentaron una ansiedad abrumadora en el año anterior. Según algunos informes, el primer año de la universidad es un período de riesgo particularmente alto para la aparición o el empeoramiento de la ansiedad.
La ansiedad prolongada puede tener un impacto tan negativo en las emociones que puede provocar ataques de pánico en algunas personas. Aunque los ataques de pánico son temporales, pueden ser muy graves y aterradores. La ansiedad también puede conducir a la depresión o al aislamiento social, que son problemas de salud mental.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad