junio 24, 2021
Como gestionar el estres y la ansiedad

Como gestionar el estres y la ansiedad

Cómo controlar el estrés y la ansiedad por el coronavirus

Ser su propio jefe puede ser emocionante, difícil y estresante a veces. Las largas horas de trabajo, el flujo de caja errático, los cambios drásticos en su negocio y la gestión de la mano de obra pueden dejarle mentalmente cansado, nervioso, ansioso o deprimido. Esto, a su vez, puede repercutir en su capacidad para dirigir la empresa, así como en sus relaciones con la familia, los amigos, el personal, los proveedores y los clientes.
Esté atento a los signos de que la tensión y la ansiedad están empezando a acumularse. Es posible que tengas que prestar más atención a tu salud mental o buscar ayuda externa. Es posible que tú mismo no escuches las señales de advertencia, así que presta atención a lo que otros tienen que decir.
La ansiedad y la depresión son trastornos psicológicos que deben ser diagnosticados por un médico. La ansiedad se describe como un estado de ánimo que va más allá de estar ansioso o preocupado. Es normal sentirse nervioso mientras se está bajo estrés, pero si se tiene ansiedad sin causa aparente o después de que haya pasado el acontecimiento estresante, puede ser un síntoma de algo más grave. Existen medicamentos eficaces contra la ansiedad y la depresión, y cuanto antes busques apoyo, antes estarás en camino de recuperarte.

Controlar el estrés – brainsmart – bbc

En el trabajo, en casa y en la carretera, todos estamos estresados. Podemos deprimirnos especialmente como resultado de un encuentro negativo con otras personas, de demasiado trabajo o de molestias cotidianas como estar atascado en el tráfico.
El estrés negativo hará que te sientas y rindas menos de lo óptimo: psicológica, física y emocionalmente. Sin embargo, la vida de nadie está absolutamente libre de estrés. Es importante aprender a lidiar con la tensión en tu vida. Para lidiar con ella, prueba estas tres estrategias básicas.
Admitámoslo, ¡hablamos con nosotros mismos! A veces hablamos en voz alta, pero sobre todo en nuestra cabeza. También es posible la autoconversación positiva (“puedo hacerlo” o “todo irá bien”) y negativa (“nunca mejoraré” o “soy tan estúpido”). El estrés se ve exacerbado por el autodiscurso negativo. La autoconversación positiva le ayudará a desestresarse y a controlar el estrés. Puedes aprender a cambiar los sentimientos negativos por otros constructivos con la práctica. Considere el siguiente escenario:
Las acciones que te ayudan a desactivar el estrés en el momento se conocen como “calmantes de emergencia para el estrés”. Se pueden necesitar diferentes calmantes del estrés para diferentes condiciones, y a menudo es beneficioso combinarlos. He aquí algunas sugerencias:

Cómo controlar el estrés y la ansiedad

Es perfectamente natural experimentar ansiedad de vez en cuando, pero hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarte a sentirte mejor. Es importante recordar que hay una diferencia entre el estrés ocasional y la ansiedad continua. Considera la posibilidad de hablar con un profesional de la salud mental si la ansiedad está empezando a pasar factura y estás buscando formas de afrontarla. Empieza por aprender a lidiar con el estrés y la ansiedad.
La hiperventilación puede exacerbar los síntomas físicos de la ansiedad. Cuando su respiración se vuelve más rápida y su cuerpo toma tanto oxígeno, el dióxido de carbono en la sangre disminuye. Para controlar su respuesta a la ansiedad y el pánico, necesita una cierta cantidad de dióxido de carbono en su cuerpo.
Inhala profundamente y tensa los músculos faciales, apretando los ojos. Durante cinco segundos, aprieta la mandíbula y tensa la cara. Relaja lentamente los músculos durante el tiempo que dura una cuenta de diez, y luego respira profundamente. Cuando te relajes, puedes decir “relax”. A continuación, ve bajando por el cuerpo, empezando por el cuello y los hombros. Si tienes alguna lesión o molestia, estate atento. Aquí puedes aprender más sobre la relajación muscular progresiva.

Gestión del estrés 101: cómo lidiar con el estrés y

Si estás a punto de ir a una entrevista de trabajo o te sientes estresado por las acciones de tu hijo en el patio, es importante que tengas a mano algunas estrategias para reducir el estrés en este momento.
La imaginería guiada es como tomarse unas vacaciones mentales.
Puede consistir en visualizarte en tu “buen lugar”, por ejemplo, sentado en una playa, escuchando las olas, oliendo el mar y sintiendo la cálida arena bajo tus pies.
Simplemente cierre los ojos durante un minuto e imagínese en un entorno sereno. Piensa en todas las experiencias sensoriales que tendrías y anímate a sentirte como si estuvieras allí en persona. Cierra los ojos y vuelve al momento presente después de unos minutos.
Puedes idear un mantra para repetirlo en tu cabeza mientras respiras larga y profundamente. También puedes dedicar unos minutos a practicar la atención plena, que consiste en estar presente en el momento. Simplemente, concéntrate en lo que ves, oyes, saboreas, sientes y hueles.
Si te concentras en el presente, no podrás rumiar algo que ya ha sucedido ni preocuparte por algo que sucederá en el futuro. La meditación y la atención plena requieren tiempo para dominarlas, pero reducirán drásticamente los niveles de estrés.

Te pueden interesar

5 min de lectura
5 min de lectura
6 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad