octubre 23, 2021
Como superar la ansiedad generalizada

Como superar la ansiedad generalizada

Trastorno de ansiedad generalizada (tag) – causas, síntomas

Estos pueden ser escenarios estresantes, si le preocupa cómo pagar sus facturas o la universidad, ver cómo disminuyen sus ahorros para la jubilación o temer un posible despido, o incluso si está felizmente trabajando pero sigue con nerviosismo las noticias sobre los altibajos de la economía.
Al mes siguiente, una encuesta del Washington Post-ABC News reveló que más de seis de cada diez estadounidenses están preocupados por la maltrecha economía del país, y un tercio de ellos experimenta un fuerte estrés. También para aquellos que creen que la economía está mejorando, la economía sigue siendo una fuente de estrés para la mayoría.
¿Es posible que alguien padezca un trastorno de ansiedad si muchas personas están más estresadas y preocupadas por sus cuentas bancarias que antes de la crisis financiera? ¿Es esto una señal de que los trastornos de ansiedad son cada vez más comunes? No, la respuesta es no.
La ansiedad es una reacción común ante circunstancias estresantes o ambiguas. Es la forma que tiene tu cuerpo de recordarte que debes mantenerte alerta y protegerte, en este caso vigilando tus gastos, preparándote para una emergencia, trabajando para mantener tu carrera o consultando a un asesor financiero de confianza.

Cómo afrontar la ansiedad | olivia remes | tedxuhasselt

¿Sufres de ansiedad? ¿Has hecho todo lo posible para deshacerte de ella, pero sigue reapareciendo? ¿Quizás pensabas que la habías superado sólo para que los síntomas volvieran con fuerza? Sea cual sea su caso, la ciencia le ayudará a controlar permanentemente la ansiedad.
El miedo, la inquietud, la incapacidad para concentrarse en el trabajo o en la escuela, la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido por la noche y la irritabilidad son signos de ansiedad. Puede ser difícil interactuar con los demás en situaciones sociales; puede experimentar tartamudeo, sudoración, rubor o malestar estomacal.
Puede surgir de la nada como un ataque de pánico, en el que sientes que te va a dar un ataque al corazón, te vuelves loco o pierdes el control debido a los picos repentinos de ansiedad. También puede ser constante, como en el trastorno de ansiedad generalizada, cuando la preocupación difusa y persistente te domina y te hace temer el futuro.
La mayoría de las personas sienten ansiedad en algún momento de su vida, pero si empieza a interferir en su vida, en su sueño, en su capacidad para entablar relaciones o en su productividad laboral o escolar, es posible que padezca un trastorno de ansiedad. Según las investigaciones, la ansiedad puede conducir a la depresión, a la muerte prematura y al suicidio si no se trata. Si bien es cierto que la ansiedad puede tener importantes efectos sobre la salud, los medicamentos utilizados para tratarla no siempre funcionan a largo plazo. Los síntomas siempre reaparecen y se vuelve a la casilla de salida.

Cómo superé la ansiedad crónica – 3 poderosas estrategias

Todo el mundo se preocupa, pero algunas personas se preocupan más que otras. Las personas pueden desarrollar un trastorno de ansiedad generalizada si se preocupan en exceso (TAG). Casi una cuarta parte de las personas que acuden a su médico de atención primaria con ansiedad tienen este problema.
Las experiencias estresantes de la infancia y la edad adulta, el capital financiero limitado, el divorcio y el hecho de convertirse en mujer suponen un riesgo de padecer TAG. Pero, psicológicamente, ¿qué tienen en común todas estas clases de alto riesgo? ¿Por qué les preocupa tanto? ¿Y qué van a hacer al respecto?
Un estudio reciente ha arrojado luz sobre por qué las personas con TAG están tan preocupadas, y los resultados podrían sorprenderle. Muchas personas asumen que sólo son preocupantes, pero no saben que están preocupadas por una causa. Su ansiedad es un esfuerzo por mantenerse sano. Probablemente no seas el único que se pregunta cómo puede ser beneficioso un estado psicológico tan persistente, crónico, distractor y a menudo angustioso. Los resultados, en cambio, tienen sentido.
Preocuparse por algo permite que la mente se vuelva pesimista, lo que resulta ventajoso porque cuando ocurre algo negativo, no te sientes tan mal. Ya has tenido un mal día. Es más seguro que las personas con TAG se sientan mal la mayor parte del tiempo para que un acontecimiento estresante -como que alguien esté enfermo, problemas financieros imprevistos o el rechazo de un ser querido- no desencadene un gran cambio emocional. A los preocupados les preocupa un cambio repentino de un estado de ánimo neutro o positivo a uno negativo. Llegarán a cualquier extremo para evitarlo, incluso planeando ser infelices. Desprecian la comparación de una situación que se deteriora repentinamente. Esto puede parecer contradictorio para quienes no son preocupadores, pero no tienen la misma susceptibilidad a los cambios emocionales inesperados. Por otra parte, la preocupación es algo que les desagrada, mientras que los preocupados la encuentran beneficiosa.

Ansiedad por la salud – primera parte: qué es y cómo superarla

La Red de Ansiedad se creó en 1995 en respuesta a la creciente demanda de ayuda para identificar y resolver los trastornos de ansiedad por parte de personas de todo el mundo. Nos encontramos dedicando mucho tiempo a la comunicación y divulgación internacional porque la Clínica de Ansiedad de Arizona y su sitio web, La Red de Ansiedad, recibían mucho tráfico y solicitudes de apoyo. Nuestra clínica de ansiedad presencial se ha ampliado de forma espectacular, y The Anxiety Network, nuestro principal recurso en línea, se ha reescrito y rediseñado para concentrarse en los tres trastornos de ansiedad más comunes: el pánico, la ansiedad social y el trastorno de ansiedad generalizada.
Desde 1998, el Instituto de la Ansiedad Social ha mantenido un sitio web activo, que es el mayor de Internet para el conocimiento y el tratamiento de la ansiedad social. Desde 1994, cientos de personas se han beneficiado de grupos de terapia continua que les han ayudado a combatir la ansiedad social.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad