septiembre 18, 2021
Ayudar a una persona con ansiedad

Ayudar a una persona con ansiedad

Cómo ayudar a alguien con ansiedad y depresión

Examinar las características del dispositivo y ver si se puede identificar. Aprovecha la información de geolocalización precisa. En una tableta, puede almacenar y/o acceder a la información. Personalice su material. Haga un perfil de contenido exclusivo para usted. Analice la eficacia de sus anuncios. Se debe optar por una publicidad sencilla. Hacer un perfil de publicidad personalizada. Elija entre una variedad de anuncios personalizados. Utilice la investigación de mercado para conocer mejor al público objetivo. Analice la eficacia de su material. Mejore y desarrolle los productos.
La ansiedad es algo habitual en la vida. En realidad, una dosis saludable de ansiedad se considera protectora porque nos advierte de un riesgo inminente. Este nivel saludable de ansiedad podría llegar a ser abrumador si encuentra que un amigo, familiar o ser querido está excesivamente preocupado por elementos como las actividades cotidianas, la seguridad de su familia o circunstancias que otros consideran no amenazantes.
Dado que la ansiedad es una afección tan compleja, definirla y diagnosticarla con un único conjunto de directrices generales puede resultar difícil. Por ello, los expertos en salud mental han dividido la afección en tres tipos: trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico y trastorno de ansiedad social.

Cómo ayudar a alguien con ansiedad a través del texto

En un año cualquiera, aproximadamente el 18% de los adultos estadounidenses sufren trastornos de ansiedad. Eso significa que casi uno de cada cinco individuos de su entorno inmediato sufre ansiedad durante períodos más largos, en niveles más altos que la población general y de forma que afecta a su vida cotidiana.
Los síntomas de ansiedad pueden manifestarse de diversas maneras, incluyendo manifestaciones físicas, psicológicas y de comportamiento. Considere si el comportamiento y/o la actitud de alguien se ajustan a los siguientes síntomas si sospecha que está ansioso:
1. DETERMINAR EL RIESGO DE SUICIDIO U OTROS DAÑOS: Para empezar, determine si están experimentando una crisis. Si están teniendo un ataque de pánico, autolesiones no suicidas o pensamientos suicidas, maneja primero la crisis.
2. ESCUCHAR SIN JUZGAR: Si la persona no está en crisis, pregunte cómo se siente y cuánto tiempo lleva sintiéndose así. Si preguntan por qué lo haces, diles que te interesa y qué síntomas has visto, pero no juzgues.
3. Proporciona información y restablecimiento: Tu ayuda puede tener un efecto significativo en el individuo. A veces puede ser un reto -el individuo querrá renunciar a la búsqueda de apoyo o se desanimará en el proceso- pero si eres amable, sincero y persistente, podrás persuadirle. Asegúrese siempre de que formen parte del proceso de toma de decisiones, ya que es fundamental tratarles con respeto y concederles autonomía.

Comunicarse con una persona con ansiedad

Leer sobre la ansiedad y sus diversas manifestaciones le ayudará a comprender mejor lo que está pasando su ser querido. Como resultado, podrá empatizar con su situación y reconocer cuándo necesita ayuda adicional.
Esto suele ser un alivio para la persona, ya que se dará cuenta de que no está sola en su ansiedad. Este diálogo permite a la persona ver que hay personas que se preocupan por ella, que quieren escucharla y que quieren ayudarla a sentirse mejor.
Escuche atentamente las necesidades de la persona cuando pregunte si puede ayudarla. Puede que necesiten ayuda para desmenuzar un trabajo que les provoca ansiedad, o puede que simplemente necesiten a alguien con quien hablar.
Si es posible, vea a la persona con regularidad. Pase un tiempo a solas con ellos para que puedan charlar sobre algo que les esté causando ansiedad. También puede mantenerse en contacto por Internet, llamándoles por vídeo o por teléfono una vez a la semana o enviándoles un mensaje de texto cada pocos días para saber cómo están.

Qué decir a alguien con un ataque de ansiedad

En 2001, cuando me mudé por primera vez a la casa de mi (ahora) esposa, ella se negó a poner mi nombre en el saludo del contestador automático. Como es lógico, le preocupaba la respuesta de sus padres a mi mudanza, debido a nuestra gran diferencia de edad y a nuestra relación con el mismo sexo, así que se lo ocultó durante varios meses. Me molestaba que su ansiedad me afectara y no me gustaba comportarme como si tuviéramos algo de lo que avergonzarnos, aunque sentía simpatía por ella y su situación.
Cuando alguien en tu vida sufre de ansiedad, escenarios como éste son normales. Tu ser querido puede tener tanto miedo que deja de actuar o se comporta de forma desconsiderada que exacerba tu ansiedad. Puede tratarse de un novio que aplaza las tareas o discusiones importantes, un amigo que se queja de estar solo pero se niega a salir con alguien, o un directivo que está constantemente preocupado por lo que podría salir mal, dejando a todos descontentos. Es difícil ver que alguien que conoces sufre de ansiedad, y es aún más difícil cuando su ansiedad desencadena la tuya.

Te pueden interesar

4 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
5 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad